El hombre de los cuatro brazos: dos controlados por otra persona en realidad virtual [VIDEO]

Keio University Graduate School of Media Design , The University of Tokyo

Ingenieros japoneses han creado un par de brazos, que se controlan de forma remota con un casco de realidad virtual. El dispositivo se puede utilizar para operaciones remotas o la capacitación, dijeron los desarrolladores en MIT Technoogy Review. El desarrollo será presentado en la conferencia SIGGRAPH 2018.

Prácticamente todos los desarrolladores de brazos robóticos similares a las humanas los crean para ayudar a las personas con extremidades amputadas, y solo un número relativamente pequeño de ingenieros está explorando formas de aumentar las capacidades de las personas sanas mediante extremidades adicionales. El principal problema en este área es el método de control de las extremidades. A pesar de que estudios recientes muestran que muchas personas pueden aprender a manejarlo efectivamente, esto no es posible para todos y no se produce de manera inmediata.

Un equipo de ingnieros de la Universidad de Keio (Japón) dirigido por Yamen Saraiji, ha estado trabajando en este problema durante varios años y ha probado varios enfoques. En esta ocasión presentaron un par de robots controlados por un operador remoto. Para ello, agregaron una cabeza artificial con dos cámaras, dos micrófonos, un parlante y una unidad para mover la cabeza. Al igual que las manos, está conectado a una computadora portátil.

Una persona con controladores y un casco de realidad virtual dirige el dispositivo. Con la ayuda de los controladores, el operador puede mover los robots y realizar acciones, por ejemplo, agarrar objetos o mostrar gestos. Además, los ingenieros demostraron una aplicación aún más inusual. Propusieron fijarlos en manos reales y controlarlos. De esta manera, un operador remoto puede mostrar claramente cómo realizar una acción.

El año pasado, científicos desarrollaron un sistema de biosensores para el funcionamiento de un brazo robótico que se mueve en función a las señales que detecta de los nervios de la médula espinal. En suma, para controlar la prótesis, basta que el paciente piense como si estuviera controlando su propio brazo, un brazo fantasma o la ilusión de este, e imagine algunas maniobras sencillas, como juntar dos dedos para pellizcar. El estudiodel equipo interinstitucional fue publicado en la revista Nature Biomedical Engineering.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.