El hipnótico movimiento de los cromosomas es mapeado por primera vez [VIDEO]

El proceso de organización de un cromosoma, de izquierda a derecha.

Nuestro ADN y los cromosomas son la información genética básica que representa lo que somos. Por primera vez, los científicos han visto cómo nuestros cromosomas se mueven dentro de nuestras células, en un movimiento que juega un importante rol en ellas. El estudio con este hallazgo fue publicado en Nature Communications.

Tenemos tres mil millones de pares de bases de ADN embalados en 23 cromosomas humanos, envueltos como largas cuerdas alrededor de proteínas. La mayoría de nuestras células contienen 23 pares de cromosomas, lo que significa que existe alrededor de 6 mil millones de pares base de ADN por célula. Lo mismo significa que hay mucho material empacado en un espacio diminuto, y aun así de alguna forma no está enmarañado. Gracias a la modelización por computadora, los científicos han logrado comprender todo lo relatado.

“Hemos logrado comprender, más que la estructura, la dinámica de cómo estos puntos se mueven”, indicó el coautor del trabajo, Dave Thirumalai, de la Universidad de Texas en Austin. De acuerdo al investigador, una de las cosas aprendidas es que no solo debemos preocuparnos por el código genético. Si el movimiento es bajo, podrías estar sufriendo disfunciones cromosómicas.


El video muestra un lapso de tiempo del empaque del cromosoma 5 en sí mismo. Los diferentes colores representan la ubicación genómica de los loci.
Universidad de Texas en Austin.

El movimiento tiene que ver con la salud

La investigación examinó cromosomas humanos de dos tipos (5 y 10) para ver cómo estos se movían. En el GIF superior puedes ver moverse al cromosoma 5. Luego de la replicación (parte del proceso de división celular), esta empieza a parecerse a un pedazo de cuerda algo desordenado. Luego, sin embargo, empieza a alinearse como perlas en una cuerda, para finalmente colapsar en una bola compacta.

Se observó que, sobretodo, el movimiento del cromosoma era algo lento, y que algunas partes se movían más rápido que otras. Adicionalmente, los cromosomas se mueven distinto en células diferentes, quizás más lento en algunas que en otras. Esto podría tener un efecto en cómo las células se comportan.

Podría tener incluso implicaciones en la salud: los genes en ambos cromosomas se asocian a una cantidad importante de problemas de salud o enfermedades. El cromosoma 5 tendría Parkinson, algunas formas de leucemia e infertilidad masculina.

El cromosoma 10 está asociado a una enfermedad de la sangre llamada porfiria (la misma que habría afectado al monarca británico Jorge III), un tipo agresivo de cáncer cerebral llamado glioblastoma y un tipo de sordera congénita. Es conocido que los genes asociados a estos males están localizados en una posición fija en los cromosomas llamada locus. Pero la investigación sugiere que solo sabiendo dónde se encuentran no dice la historia completa. Cómo se mueven también podría explicar algo más.

La expresión génica, una de las funciones más importantes de la célula, es un proceso dinámico y para que cada gen sea expresadolas regiones del cromosoma deben entrar en contacto. Cuando este proceso es interrumpido, las células pueden morir o convertirse en una célula cancerígena. Pero saber cómo ocurre el contacto necesita mayor investigación, algo que ya está en agenda de los autores. Sería interesante, dijeron los autores en un comunicado, ver si el movimiento es distinto en una célula cancerosa.

Una nueva estrategia para entender las enfermedades psiquiátricas y neurológicas está tomando fuerza. Además de utilizar la medicina convencional y la psicología, los científicos están buscando conocerlas desde la genética. Ahora un nuevo estudio publicado en Science ha encontrado vínculos entre ciertos genes y diferentes trastornos.

Daniel Meza

Esta entrevista ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.