Prominente científico Lawrence Krauss acusado de tocamientos indebidos

@LKrauss1 / Twitter

En julio del año pasado se supo que el astrofísico y prominente representante de la comunidad escéptica Lawrence Krauss había sido acusado de tocamientos indebidos por distintas mujeres. Ahora, una investigación de la Universidad Estatal de Arizona (ASU) concluyó que Krauss violó la política de acoso sexual de la universidad agarrando un pecho de mujer en una conferencia en Australia a fines de 2016.

"Se están tomando medidas de respuesta para evitar cualquier repetición de una conducta similar", dijo Mark Searle, vicepresidente ejecutivo y director ejecutivo de ASU a Melanie Thomson, microbióloga con sede en Ocean Grove, Australia, quien presenció el incidente del que se le acusa a Krauss.

Además, la universidad tomo otra medida: separar al conocido ateo como director del Proyecto Origins. "El profesor Lawrence Krauss ya no es director del Origins Project de Arizona State University, una unidad de investigación de ASU”, escribió un portavoz de la ASU. “Krauss permanece en permiso administrativo. Es política de la universidad no comentar sobre asuntos de personal en curso", añadió.

Krauss, que se encuentra fuera de los EEUU, no respondido las preguntas de la prensa. Pero si ha publicado un comunicado en su cuenta de Twitter en el que anuncia que “la universidad no le ha renovado el puesto de director” que tuvo durante 5 años y que venció en julio.

No es el primer caso

Las acusaciones comenzaron en febrero de este año, cuando el portal Buzzfeed publicó una historia que describía múltiples casos de acoso sexual en su contra, que incluía el caso de tocamiento indebido ocurrido en Australia.  

Aunque la universidad no dijo si había llegado a alguna conclusión sobre la credibilidad de las otras alegaciones en el artículo, sí decidió reabrir el caso sobre el incidente a fines del 2016 que había sido presentado por Melanie Thomson, microbióloga con sede en Ocean Grove, Australia, que es abiertamente defensora de las mujeres en ciencia Thomson y que presenció el incidente.

"Deberían haberme creído la primera vez", dijo Thomson a Science Magazine. “Es ridículo la cantidad de esfuerzo que tienes que hacer para evitar que las universidades descarten estos casos”, añadió.

Un selfie

El incidente tuvo lugar en una recepción de gala durante la Convención anual de escépticos de Australia en Melbourne en noviembre de 2016, cuando una mujer pidió tomarse una selfie con Krauss. Los investigadores entrevistaron a dos testigos presenciales y otros dos testigos que no vieron lo ocurrido pero que estaban en la recepción y hablaron con la mujer la misma tarde, poco después de que ocurriera.

De acuerdo con el informe, los testigos describieron a la mujer de diversas maneras: "agotada y contrariada" y "conmocionada". Un testigo presencial del selfie dijo que la mujer "reaccionó con sorpresa y se alejó físicamente" de Krauss. Otro dijo que la mujer "obstruyó [a Krauss]" inmediatamente después de que él la agarrara por el pecho.

La mujer no identificada, que según el informe no quiso ser entrevistada por los investigadores cuando se abrió la investigación en el verano de 2017, habló con ellos en marzo. Ella les dijo que "no se sentía victimizada, sintió que era una interacción interpersonal torpe y pensó que lo había manejado en el momento", diciéndole directamente a Krauss que su comportamiento no estaba bien.

Thomson proporcionó a los investigadores la foto, con el rostro de la mujer oscurecido. Según el informe, la imagen muestra la mano y brazo derechos de Krauss sobre el hombro derecho de la mujer. La mano de Krauss permanece en el aire.

Krauss, quien negó la acusación, les dijo a los investigadores que o bien estaba levantando la mano para protegerse los ojos del flash de la cámara o tratando de estabilizar a la mujer, que tal vez había perdido el equilibrio, sugirió. Finalmente, los investigadores encontraron que lo dicho por la mujer y los cuatro testigos era más creíble, que lo respondido por el astrofísico. Y en base a esa evidencia, emitieron su informe.

Este no es el primer caso de sexismo dentro de la comunidad científica. Recientemente la publicación de los diarios personales de Albert Einstein, mostraron al genio de la física como una persona con profundos prejuicios.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.