Veterinarios tratan por primera vez a una pequeña orca en estado salvaje

Una fotografía de la orca J50, nadando al lado de su madre, tomada en el primer año de su vida, en 2015.
John Durban (Pesquerías de NOAA), Holly Fearnbach (SR3) y Lance Barrett-Lennard (Acuario de Vancouver)

Veterinarios canadienses han tratado por primera vez a una joven orca que vive en la naturaleza, informa AP. El animal enfermo, de una población de orcas del Pacífico recibió un antibiótico con un dardo.

La población de orcas vive en el noroeste del Océano Pacífico, frente a la costa de Canadá y EEUU. Actualmente se encuentra bajo amenaza de extinción. En la población hay solo 75 ejemplares, la menor cifra en tres décadas. Entre las causas de la desaparición se encuentra la disminución de la cantidad del alimento habitual de las orcas residentes en el sur, la contaminación del agua y el ruido producido por los buques marítimos.

Las orcas viven en grupos compuestos por una hembra adulta y sus descendientes. A principios de agosto, los científicos notaron que un pequeño ejemplar de uno de los grupos, la hembra J50 de 3,5 años o Scarlet, parecía estar enferma. Se la veía exhausta y, a veces, caía en estado letárgico, pero nadaba junto a su madre. El análisis rápido de las secreciones de su respiración no reveló una infección, sin embargo, los veterinarios llegaron a la conclusión de que si no se hacía nada, la orca podría morir.

Durante algunos días los científicos observaron al grupo y prepararon una dosis de antibiótico de acción prolongada. El 9 de agosto, el grupo de científicos, incluido el jefe veterinario del Acuario de Vancouver, el Dr. Marty Haulena, observaron al grupo durante seis horas. Al final, lograron acercarse a la distancia y Haulen usó un dardo con un antibiótico. Además, los investigadores pudieron tomar muestras de las secreciones de la respiración de J50, que enviaron para su análisis al laboratorio.

Según Haulens, mientras seguían a las orcas, observó a Scarlet y descartó la versión de que podría padecer una infección respiratoria. Los próximos días, los científicos buscarán la posibilidad de alimentar a Scarlet. Pero esto dependerá del estado del océano y del comportamiento del pequeño animal y del grupo.

Muchos cetáceos muestran diversidad de repertorios vocales, entre los que se encuentran canciones o llamadas, específicos de cada grupo, que pueden tener hasta sus propios dialectos. Entre ellas, destaca la orca (Orcinus orca), que se cree que los transmite mediante aprendizaje social, particularmente por imitación, no solo de la madre a la descendencia, sino también entre diferentes grupos. Recientemente, una investigación realizada por un equipo internacional entre los que se encuentran científicos de las universidades Complutense y Politécnica de Madrid (España), la Universidad Católica de Chile, la Universidad de St. Andrew y el Instituto Max-Planck (Alemania), afirma que las orcas son capaces de imitar sonidos de otras orcas, de otras especies, e incluso los del habla humana.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org".

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.