Los niños se vuelven conformistas en presencia de robots

Anna-Lisa Vollmer y otros / Science Robotics, 2018

Los niños son mucho más vulnerables a la presión de los robots que los adultos, informan los psicólogos en Science Robotics. A esta conclusión llegaron científicos que reproducían el clásico experimento de Asha, que demuestra el conformismo en grupos.

Hoy en día, se usan cada vez más asistentes de robots en la vida cotidiana: pueden ser guías en museos, asistentes en guarderías y escuelas e incluso participantes en misiones espaciales. Asimismo, aún no está claro qué impacto tienen en un humano. Los estudios demuestran que las personas pueden apegarse tanto a los robots sociales que si ven que el robot es maltratado o tiene errores, experimentan estrés. Por otro lado, la comunicación con un robot puede tener un efecto terapéutico: por ejemplo, se ha demostrado que la interacción con un robot social ayuda a los niños con trastornos del espectro autista. Sin embargo, todavía no está claro si el robot puede ejercer presión sobre una persona.

Para aclarar este tema, un grupo de psicólogos dirigido por Anna-Lisa Vollmer del Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano (Alemania) decidió reproducir el experimento Asha, que demuestra el poder del conformismo en el grupo. En la versión clásica, se le pide al participante que participe en una prueba de visión, y lo sientan con otros participantes (actores) en la audiencia. Luego le muestran dos tarjetas al voluntario: la primera muestra una línea vertical, la segunda muestra tres, y solo una de ellas tiene la misma longitud que la línea de la primera tarjeta. La tarea del sujeto es bastante simple: debe responder a la pregunta cuál de las tres líneas en la segunda tarjeta tiene la misma longitud que la línea que se muestra en la primera tarjeta. Como han demostrado los experimentos anteriores, esto afecta enormemente a los participantes: hasta el 75% de las personas siguen las opiniones obviamente erróneas que da la mayoría aunque sea en alguna pregunta.

Cómo sucede el experimento. /Anna-Lisa Vollmer y otros / Science Robotics, 2018

Los autores del nuevo artículo reprodujeron el experimento utilizando una computadora y con la participación no solo de actores, sino también de robots. En un ensayo, participaron adultos (edad promedio 30,9 años, 60 personas), mientras que en el otro participaron niños (edad promedio 8,5 años, 43 personas). En el primer caso, los participantes se dividieron en tres grupos: uno se sentó en la audiencia con tres actores, el otro con tres robots humanoides, y el tercer grupo era un grupo de control. Los participantes más jóvenes se dividieron en solo dos grupos: control y experimental, que respondieron junto con los robots.

Como mostraron los resultados, los adultos no fueron influenciados significativamente por los robots. En general, aproximadamente el 83% de las respuestas incorrectas coincidieron con los juicios de los actores, lo que concuerda con los resultados de los experimentos de Asha. Asimismo, los niños eran más vulnerables a la presión de los robots: las respuestas eran más a menudo incorrectas en su presencia y el 74% de los errores de los niños coincidían con los errores de los robots.

Como la muestra es pequeña, los científicos no pueden juzgar inequívocamente los factores que influyeron en el conformismo de los niños. Por ejemplo, no saben qué pensaban los participantes de los robots y cómo los perciben. Probablemente, los adultos perciben a los robots pequeños de forma diferente a los grandes, y los niños pueden no querer contradecir a los robots por razones aún no exploradas.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.