Solución para la presbicia: unas gafas que enfocan los objetos que mira el usuario

Componentes de las gafas. /Nitish Padmanaban et al. / SIGGRAPH 2018

Ingenieros estadounidenses han creado gafas que se enfocan automáticamente en el objeto que ve una persona. Los dispositivos están equipados con sensores de distancia y de movimiento ocular, así como con lentes con distancia focal variable. Gracias a ello, las lentes monitorean constantemente la dirección de la mirada y ajustan la distancia focal de acuerdo a la distancia hasta el objeto, cuentan los desarrolladores en el artículo presentado en la conferencia SIGGRAPH 2018.

El ojo humano se enfoca en objetos cercanos con la ayuda del músculo ciliar, lo que puede cambiar la curvatura del cristalino y de ese modo cambiar sus propiedades ópticas. Con la edad, la lente se vuelve más rígida y las personas desarrollan presbicia, una condición que se expresa en la complejidad o incapacidad del ojo para enfocarse en objetos cercanos. Por lo general, para compensar la presbicia, se utilizan gafas con una distancia focal para objetos cercanos o gafas progresivas con una distancia focal que varía según el área de la lente. Además, hay prototipos de gafas con distancia focal variable, pero debe ajustarse constantemente de forma manual.

Gordon Wetzstein y sus colegas de la Universidad de Stanford (EE.UU.) han creado gafas que pueden cambiar la distancia focal de las lentes de forma automática, dependiendo de dónde se dirige el ojo humano. Los ingenieros utilizaron lentes disponibles comercialmente con una distancia focal variable. En este lente hay un líquido que puede cambiar de forma bajo la acción de la presión aplicada. Gracias a ello, es posible variar la curvatura del lente y su distancia focal. El rango de la potencia óptica de la lente es de cuatro dioptrías.

El principio de funcionamiento de una lente con una distancia focal variable. /optotune / YouTube

Los ingenieros equiparon las gafas con un sistema de enfoque automático que consiste en una cámara de profundidad y dos cámaras para rastrear la posición de los ojos. La cámara en la parte superior de las gafas crea un mapa de profundidad en tiempo real que muestra la distancia a diferentes objetos. Simultáneamente, los sensores de movimiento del ojo recopilan datos sobre la dirección de la mirada, tras lo cual el algoritmo indica las coordenadas del punto de la mirada en el mapa de profundidad. En base a estos datos, el algoritmo cambia la distancia focal de las lentes de acuerdo con la distancia al objeto de interés.

Nitish Padmanaban et al. / SIGGRAPH 2018

Las gafas logran calcular la dirección de la vista y enfocan la lente en 150 milisegundos. Los desarrolladores señalan que las gafas requieren menos tiempo para acostumbrarse a ellas que las convencionales o progresivas.

No es la primera vez que los ingenieros crean gafas electrónicas para ayudar a las personas con impedimentos visuales. Por ejemplo, desarrolladores de Nueva Zelanda y Japón presentaron un prototipo de gafas de realidad aumentada que compensan el daltonismo. Analizan en tiempo real el campo de visión del usuario y superponen algunas áreas con una imagen con colores cambiados.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.