Las posibles causas del fatal colapso del Puente de Génova, que dejó 39 muertos

Wikimedia Commons

El último martes el colapso de un puente en Génova, Italia causó la muerte de al menos 38 personas. Y aunque la pérdida de vidas humanas es una tragedia en sí misma, lo que más ha llamado la atención ha sido que una estructura moderna se venga abajo sin una razón aparente.

"Estas son tragedias inaceptables que no deberían suceder en una sociedad moderna", ha dicho en una conferencia de prensa el primer ministro italiano, Giuseppe Conte. “Este gobierno hará todo lo posible para evitar que tales tragedias vuelvan a ocurrir", agregó. Conté ha declarado un estado de emergencia de 12 meses en la región y ha puesto a disposición 5 millones de euros para lo que se necesite.

Aun así, la pregunta ha quedado flotando en el aire ¿qué ha ocurrido para que una infraestructura relativamente moderna colapse con tal facilidad?

Los materiales, el mantenimiento o el clima 

El Puente Morandi fue construido entre 1963 y 1967 y está hecho principalmente de hormigón pretensado, una forma de hormigón que tiene cables de acero de alta tensión que lo atraviesan para mejorar su resistencia. Así mismo, era parte de la autopista de peaje A10 que ayuda a transportar mercancías desde los puertos locales y conecta la Riviera italiana con la costa sudeste de Francia.

Todavía no se sabe por qué se derrumbó el puente genovés. En últimos días hubo trabajos para consolidar las bases del puente en curso en ese momento, así como una lluvia torrencial. Por eso, algunos ingenieros han sugerido que el trabajo de mantenimiento puede haber sido un factor en el colapso, mientras que otros sugieren que hubo defectos fundamentales de diseño o construcción.

"El hormigón es un material fantástico que puede durar muchos años, pero si es de mala calidad se vuelve poroso y el acero tensor se corroe", dice a New Scientist, Michael Byfield de la Universidad de Southampton.

El concreto de alta resistencia normalmente tiene un nivel de pH de aproximadamente 12. En este nivel, el acero incrustado en el concreto no se corroerá. Sin embargo, si la mezcla de concreto contiene demasiada agua o el drenaje no funciona adecuadamente, puede volverse porosa, lo que hace que el pH disminuya con el tiempo. Por debajo de un nivel de pH de 9, el acero puede corroerse, debilitando la estructura del puente. Esto también puede suceder si las grietas permiten que el agua se filtre.

"El puente no tiene muchas redundancias, así que si un cable se va, podría ser suficiente para derribar todo el puente", dice Paul Jackson en la empresa de ingeniería Ramboll, quien ayudó con la renovación del puente en la década de los 90.

Además, es difícil saber cuándo el acero incrustado en el concreto comienza a corroerse y siempre hay un elemento de juicio, dice Jackson. "El puente de Génova es inusual porque los puentes tienden a dar más advertencia antes de colapsar, como revelar grietas", agrega.

Por el momento faltan más investigaciones para saber que ocurrió exactamente con el Puente Morandi, pero sin duda es un llamado de atención para las autoridades. El 12.4% de los puentes en Alemania están en malas condiciones, y cerca de 54 mil en EEUU están considerados como estructuralmente deficientes. Si así están los países del primer mundo ¿Cómo estarán los puentes en las regiones en desarrollo como Asia, Africa o Latinoamerica?


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.