La leche en el desayuno reduce el nivel de glucosa y aumenta la saciedad

Marco Verch / flickr

El consumo de productos lácteos con alto contenido de proteínas (9,3%) en el desayuno reduce la glucosa en la sangre y aumenta la saciedad incluso durante el almuerzo, según científicos canadienses. Los investigadores alimentaron a voluntarios con cereales y leche con diferentes concentraciones de proteínas y midieron su glucemia y saciedad después del desayuno, y después del almuerzo. Los resultados mostraron que aquellos que consumen un desayuno con alto contenido en carbohidratos y alimentos ricos en proteínas, comen menos en el almuerzo y se protegen del riesgo de desarrollar diabetes, según Journal of Dairy Science.

Las dos principales proteínas de la leche y otros productos lácteos son la proteína de suero y la caseína. Estos consisten de diferentes aminoácidos y tienen diferentes efectos en el cuerpo. Por ejemplo, la proteína de suero de leche es responsable de la saciedad temprana, y la caseína da el mismo efecto, pero un poco más tarde. Los diferentes tipos de leche también se diferencian por las concentraciones de caseína y proteína de suero.

El consumo de productos lácteos es recomendado para reducir el riesgo de diabetes. Sin embargo, se sabe poco sobre cómo la saciedad y la glucemia (nivel de glucosa en la sangre) están reguladas por el consumo de productos lácteos con diferente porcentaje de proteína y diferentes concentraciones de proteína de suero de leche y caseína durante el desayuno.

Un grupo de científicos dirigido por Douglas Goff de la Universidad de Guelph, Canadá, decidió investigarlo. En su estudio participaron 32 personas sin trastornos metabólicos, que se dividieron en cinco grupos. A cada uno de ellos les ofrecieron un desayuno consistente de un plato de cereal y 250 mililitros de leche. La leche se diferenciaba por la concentración de proteína (3,1% o ​​9,3%) y por la concentración de caseína y proteína de suero (80:20 o 40:60); y a los participantes del grupo de control se les dio agua en lugar de leche con un sustituto lácteo con un bajo contenido de proteína de suero (0,3%) y sin caseína.

Antes y después del desayuno, los científicos midieron el nivel de glucosa en la sangre de los participantes y también evaluaron su saciedad. Dos horas más tarde, a los voluntarios se les ofreció un almuerzo: pizza (tanto como quisieran). Las mediciones de saciedad y glucosa se repitieron cada 140 y 200 minutos.

Los investigadores descubrieron que, en comparación con el grupo de control, el desayuno con todos los tipos de leche redujo de forma significativa el nivel de glucosa en la sangre, además el efecto de la leche alta en proteína (9,3%) fue mayor. El efecto de diferentes concentraciones de proteína de suero y caseína fue menor.

Los autores concluyeron que el consumo de productos lácteos ricos en proteínas en el desayuno puede ser una estrategia útil para reducir el riesgo de desarrollar diabetes y otros trastornos metabólicos, incluida la obesidad. Asmismo, es mejor no prestar atención al contenido de diferentes tipos de proteínas.

¿Sabías que la ‘leche’ de cucharacha es uno de los alimentos más nutritivos que existen? De hecho, tomar un poco de esta ‘leche’ como suplemento alimentario lleno de proteínas no será algo jalado de los pelos en el futuro.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org".

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.