Cinco cosas que hacíamos antes de que llegara la tecnología

Hula hula, juego popular entre los niños de los 80 y 90.

Para las personas que nacimos en los setentas hay avances tecnológicos que nos hacen sentir como si hubiéramos nacido en la edad de piedra. Nosotros no crecimos con computadores, celulares, o GPS; ni siquiera había localizadores en nuestra época.

Pero lo que más sorprende a más de un adolescente es que hasta hace poco no cargábamos pequeñas computadoras portátiles en nuestros bolsillos. Con seguridad, algo similar ocurrirá con los adolescentes del futuro y para los de hoy, habrá alguien mucho más joven que piense que cargar un smartphone en el bolsillo es lo más anticuado que existe. Es la ley de la vida.

Existen muchas cosas que hacíamos antes de esta tremenda revolución tecnológica y que todavía tienen sentido para los que no crecimos con esa pequeña portátil que nos hace la vida tan fácil. Vamos entonces a ponernos nostálgicos.

1. Usábamos mapas y preguntábamos cómo llegar a algún lado

Si con todo y Google Maps hay quienes se siguen perdiendo, imagínense lo que vivimos generaciones pasadas. En ocasiones era muy complicado llegar a alguna fiesta o reunión y terminábamos preguntando en la tienda de la esquina si sabían cómo llegar a X o Y calle; era todo un arte navegar por el mundo casi a ciegas. Los anfitriones más considerados hasta podían dibujarnos un croquis para hacernos la vida más fácil.

2.  Esperábamos en casa una llamada telefónica

En algo que hoy parece inaudito dado que casi cada individuo de este planeta tiene su propio teléfono. Antes había un solo teléfono para toda la familia, y si estabas esperando una llamada era muy probable que la línea estuviera ocupada porque alguien más en  tu familia estaba usándola. Luego, cuando el Internet hizo su aparición y funcionaba sólo a través de la línea telefónica, el asunto podía ponerse aún más complicado.

3. Buscábamos información en libros

Cuando los predecesores a los millenials estaban en la escuela no existía el Internet, lo cual quiere decir que para hacer la tarea había que obtener la información en libros, los que hubiera en la casa o en la biblioteca más cercana. Ya en los noventas, con las primeras computadoras aparecieron las enciclopedias digitales (¿recuerdan Encarta?) y todo comenzó a simplificarse un poco.

4. Teníamos que salir de casa para divertirnos

Estar en la casa era sinónimo total de aburrimiento y toda la diversión estaba afuera, especialmente la más moderna. Para los universitarios los lugares Arcade y para los adultos los casinos si es que tenías la suerte de vivir en una ciudad en donde existiera uno. Hoy en día tenemos todo dentro del smartphone y podemos jugar desde videojuegos hasta los clásicos del casino como black jack, el cual incluso se puede jugar con dealers en vivo.   

5. Teníamos discusiones sin sentido

Su existencia puede parecer algo trivial hoy en día, pero en su momento el Libro de Récords Guiness fue creado para evitar discusiones tontas. Hoy en día con el Internet cualquier discusión se termina en cuestión de segundos, pero antes las discusiones por tonterías como quiénes fueron los protagonistas de tal o cual película quedaban sin resolver. ¡Increíble!

Son muchas las maneras en las que la tecnología nos ha hecho la existencia mucho más sencilla, aunque pero también a veces parece complicarla de más. A fin de cuentas depende cómo la usemos y con qué intenciones. 

Ulises Lima

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.