Hay una fecha límite para actuar contra el cambio climático (y está cerca)

Las precipitaciones extremas y las inundaciones podrían ser más frecuentes si la humanidad supera el punto sin retorno. /Unión de Geociencias Europea

Si los gobiernos no actúan decididamente para luchar contra el cambio climático, en 2035 la humanidad podría atravesar un punto de no retorno: a partir de ese momento las probabilidades de limitar el calentamiento global a 2°C en 2100 se reducirían. Esto se desprende de un nuevo estudio, publicado en Earth System Dynamics, que muestra que la fecha límite para limitar el calentamiento a 1,5°C ya ha pasado, a menos que se tome una acción climática radical. 

Los científicos buscaban el último año posible para comenzar a reducir fuertemente las emisiones de gases de efecto invernadero antes de que sea demasiado tarde para evitar un cambio climático peligroso. "Queda muy poco tiempo antes de que los objetivos de París se vuelvan inviables incluso con drásticas estrategias de reducción de emisiones", afirma Henk Dijkstra, profesor de la Universidad de Utrecht (Países Bajos). Según el equipo, suponiendo que pudiéramos aumentar la cuota de energía renovable en un 2% cada año, tendríamos que empezar a hacerlo antes de 2035 (el punto de no retorno), aunque si redujéramos las emisiones a un ritmo más rápido, aumentando el porcentaje de energía renovable en un 5% anual, podríamos aumentar el plazo en 10 años.

Los investigadores advierten, sin embargo, que incluso su escenario más modesto de acción climática es bastante ambicioso. Para limitar el calentamiento global a 1,5°C en 2100, la humanidad tendría que tomar medidas climáticas importantes mucho antes. Solo tendríamos hasta el año 2027 para comenzar si pudiéramos aumentar la participación de las energías renovables a una tasa del 5% anual. Ya hemos superado el punto de no retorno para el escenario de acción climática más modesto, donde la proporción de renovables aumenta en un 2% cada año. En este escenario, a menos que eliminemos el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera, ya no es posible alcanzar el objetivo de 1,5°C en 2100, con una probabilidad del 67%.

La eliminación de los gases de efecto invernadero de la atmósfera, mediante el uso de la tecnología de "emisiones negativas", podría comprarnos un poco más de tiempo, según el estudio. Pero incluso con fuertes emisiones negativas, la humanidad solo podría retrasar el punto de no retorno entre 6 y 10 años. "Esperamos que 'tener una fecha límite' pueda estimular el sentido de urgencia de actuar por los políticos y los responsables políticos", concluye Dijkstra. 

Actualmente, la temperatura global promedio del planeta es aproximadamente un grado más alta que los valores del período preindustrial, es decir, de mediados del siglo XIX. El Acuerdo de París, adoptado en 2015, sugiere que si se limita el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, el aumento de la temperatura causada por el impacto antropogénico sobre el clima, no excederá los 2ºC. Según otro trabajo, publicado hace unas semanas, incluso si la humanidad cumpliera con el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, la temperatura media en la Tierra todavía podría crecer otros 3ºC o 4ºC debido a los cambios causados ​​por el nivel "seguro" de calentamiento, que pueden desencadenar otros procesos difíciles o imposibles de detener. La temperatura, por lo tanto, puede superar el promedio de los últimos 1,2 millones de años. 

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​ 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.