Por primera vez se observa un pez reconocerse en un espejo

Pez besador (especie que no fue utilizada durante el experimento)
Flickr

La prueba del espejo, es una forma para medir la capacidad de reconocerse a sí mismo de un animal. Esta prueba fue desarrollada en 1976 por Gordon Gallup y es un buen indicador para conocer la conciencia de una especie.

Hasta el momento solo mamíferos (como chimpancés, elefantes, delfines y perros) y algunas aves (como cuervos y palomas) han pasado la prueba. Pero ahora una investigación publicada en bioRxiv, ha demostrado que por primera vez un pequeño pez ha pasado la famosa prueba de autoconciencia.

El pequeño pez, de la familia Labridae, tiene el tamaño de un dedo humano y es famoso por alimentarse de parásitos y tejidos muertos de otros peces. Durante el experimento, el Dr. Masanori Kohda, de la Universidad de la Ciudad de Osaka, Japón, y sus colegas, los colocaron en tanques individuales con un espejo.


Pez de la familia Labridae
OpenCage
 

Durante los primeros días, siete de los peces atacaron sus reflejos. Pero luego comenzaron a moverse y “bailar” frente a él. Esto, que nunca se ha observado, es extraño ya que no es una forma usual de comportarse frente a individuos de la misma especie.

Posteriormente, el equipo probó con ocho peces inyectándoles un gel de colores en una parte de sus cabezas donde solo se podían ver usando el espejo. Después de esto, siete de los ocho peces pasaron significativamente más tiempo frente al espejo en posturas que les permitieron observar la parte de su cabeza que había sido marcada. Algunos de ellos incluso intentaron retirar la marca.

Según el equipo, esto significa que los pececillos son comparables con los elefantes en su capacidad para reconocerse en un espejo. "Este es el primer informe de que vertebrados fuera de mamíferos y aves pasan exitosamente la prueba [del espejo]", escriben.

El equipo dice que sus hallazgos respaldan las teorías de que la capacidad de reconocerse a uno mismo está más relacionada con los factores sociales y de comportamiento de un animal que con su tamaño cerebral o cuán estrechamente relacionado está con los humanos. Sin embargo, reconocen que la prueba espejo tiene limitaciones: los peces parecen capaces de usar su reflejo para mirarse a sí mismos, pero esto no nos dice nada acerca de si también conocen sus propios procesos internos de pensamiento.

Sin embargo, Gordon Gallup, el inventor de la prueba de espejo, no está convencido. En la naturaleza, estos pequeños peces comen parásitos que viven en la piel de otros peces. Es probable que hayan confundido las marcas en su piel con parásitos en la piel de otros peces, dice Gallup.

Aunque el reflejo es un buen indicador para medir la autoconciencia en una especie, no es la única forma. Un estudio publicado en la revista Behavioral Processes encontró que los perros pueden reconocerse a mismos utilizando el olfato.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.