Ratnik 3: el futurista exoesqueleto militar ruso [VIDEO]

Captura YouTube

Rusia está mostrando un importante desarrollo en tecnología militar en los últimos años. Ahora, ha presentado un exoesqueleto mecánico para soldados, que está diseñado para desencadenar un preciso disparo de ametralladora con una mano y aumentar la fortaleza física de su portador.

El equipo es más que una armadura del siglo XXI, el concepto militar busca aumentar la fuerza física y la resistencia de su portador. El exoesqueleto aún no se exhibirá en una demostración práctica, pero un alto funcionario del instituto estatal de diseño de armas TsNiiTochMash detrás de la pieza ha revelado que el elemento mecanizado se está sometiendo a pruebas oficialmente.

"Ya hemos realizado pruebas para el prototipo del exoesqueleto activo", dijo a la agencia de noticias estatal Tass, Oleg Faustov, jefe de diseño del Sistema de soporte vital del Traje de Combate. "Realmente mejora las capacidades físicas del personal. Por ejemplo, el probador fue capaz de disparar una ametralladora con una sola mano y alcanzar objetivos con precisión", añadió.

La fecha límite actual de trabajo para el proyecto coincide con el desarrollo más amplio de la armadura de personal de tercera generación de Ratnik, que está programada para el 2025. El Ratnik es una actualización futurista del uniforme de combate de soldados estándar que incluye objetivos para incluir elementos inteligentes y tecnología portátil que mejorará el rendimiento.

El exoesqueleto se convirtió en un tema de conversación en la exposición anual rusa Army-2018 fuera de Moscú este mes, donde funcionarios de adquisiciones revelaron que el kit estará hecho de fibra de carbono y que contará con un motor que se moverá con el cuerpo de un soldado para ayudar a cargar peso adicional.

Los planes iniciales de TsNiiTochMash parecen haber implicado el diseño del exoesqueleto a partir de titanio, según el jefe de la empresa de investigación, Dmitry Semizorov. Hablando sobre el proyecto el año pasado, Semizorov dijo que el diseño se completó en teoría, pero los investigadores estaban luchando por encontrar una batería y un motor adecuado que pudieran mover el kit.

Los desarrolladores también mostraron la tecnología portátil que reemplazará el exoesqueleto activo, al que llaman el exoesqueleto pasivo. A diferencia del kit prospectivo que se espera para 2025, el exoesqueleto pasivo no tiene motor y solo proporciona soporte físico al usuario en virtud de apuntalar su postura.

Con un peso de alrededor de 5 kilos, el exoesqueleto pasivo ayudará a reducir el peso transportado por un soldado, expandiéndolo a través de los elementos estructurales que incluyen hombreras, un accesorio de cintura, componentes a lo largo de las piernas, y  almohadillas de soporte en el calzado.

Este no es el único exoesqueleto que los científicos rusos han desarrollado recientemente. Hace solo unos meses, ingenieros de Robots útiles y Karfidov Lab desarrollaron y probaron con éxito el exoesqueleto ExoChair para la parte inferior del cuerpo. 

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que sumawww.nmas1.org”.​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.