¿Otra vez? Meteorólogos esperan un fenómeno El Niño para este fin de año

Imagen del fenómeno de El Niño del año 2015
NOAA

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) cree que existe un 70% de probabilidades de que se presente un fenómeno de El Niño a finales de este año. Esto significa que la temperatura de la superficie del agua en la parte ecuatorial del océano será superior a la media, lo que puede provocar un calentamiento significativo a escala mundial.

El fenómeno de El Niño y el de La Niña son dos fases de la Oscilación del Sur, fluctuaciones en la temperatura de la capa superficial de agua en la parte ecuatorial del Océano Pacífico. Ambos fenómenos afectan la temperatura global, la precipitación y el clima en general en muchas partes del mundo.

Según la OMM, actualmente existe una probabilidad del 70% de que se forme El Niño a fin de año; del mismo modo existe un 30% de que se presenten condiciones neutrales. La probabilidad de La Niña, que comenzó en 2018, se considera cero.

"La OMM no espera que El Niño sea tan fuerte como lo fue en 2015-2016, pero aún tendrá un impacto significativo", dijo el secretario general de la organización meteorológica Petteri Taalas. "La predicción anticipada de este evento ayudará a salvar muchas vidas y pérdidas económicas considerables", agregó.

Durante el periodo mencionado, las sequías e inundaciones causadas por El Niño causaron que aproximadamente 100 millones de personas en África, Asia y América Latina enfrenten una escasez de alimentos y agua potable.

Consecuencias de la elevación de la temperatura

Debido a la llegada de las condiciones de El Niño, la OMM espera que en septiembre y noviembre la temperatura sea superior a la media en casi toda la región de Asia y el Pacífico, Europa, América del Norte, África y las regiones costeras de América del Sur.

Los especialistas proyectan precipitaciones por encima de la norma, en particular, en el sur de América del Norte, sureste de África ecuatorial, sureste de Europa, sudoeste de Asia y algunas zonas de América del Sur, se esperan tasas de precipitación más bajas en América Central y el Caribe, Asia oriental y el Pacífico.

Es importante destacar que estos son efectos típicos, no pronósticos específicos, y que las condiciones reales varían de acuerdo con la fuerza y ​​el momento del evento de El Niño. Existen otros factores como el Dipolo del Océano Índico o la Oscilación del Atlántico Norte/Oscilación del Ártico que también pueden tener una influencia importante en el clima estacional.

El comienzo de este año, el planeta experimentó las temperaturas bajas de La Niña y especialmente la región latinoamericana se vio afectada. Argentina sufrió con las sequías, mientras que Colombia, Chile y Perú soportaron heladas y lluvias.  

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.