El ambientalismo es contagioso: aquellos que tienen vecinos preocupados por el medio ambiente ahorran más energía

National Park Service

Las personas que creen que sus vecinos se preocupan por el medio ambiente, ahorran más energía en sus hogares, descubrieron  científicos británicos y estadounidenses. El estudio fue publicado en la revista Nature Human Behaviour

El ahorro de energía es una manera fácil de reducir la propia huella de carbono y el Estado y los ambientalistas buscan maneras de fomentar este tipo de comportamiento en la población. Estudios anteriores han demostrado que la apelación a las llamadas creencias de primer orden -cómo las personas ven el mundo- a menudo son ineficaces, pero las convicciones de segundo orden -cómo un hombre imagina las creencias de otras personas- pueden afectar seriamente el comportamiento.

La compañía Opower, una subdivisión de Oracle Corporation, produce softwares para recopilar estadísticas detalladas sobre el consumo de energía y puede reportar cómo se correlaciona el consumo de energía en una casa particular, con la media en el área. Con tan solo tener esta información se ahorra unos US$2.000 millones, según la empresa que opera desde el año 2007.

Jon Jachimowicz de la escuela de negocios de la Universidad de Columbia, y Oliver Hauser de la Escuela de Negocios de la Universidad de Exeter se interesaron en la diferencia en el ahorro de energía observados en los 27 estados en EEUU, donde Opower experimentó con información sobre el consumo medio en la región. Se analizaron datos de 16 millones de hogares en siete años y encontraron que el rango de ahorro de energía varió de 0,81% a 2,55%.

El ahorro es contagioso 

Para entender por qué las personas reaccionan de manera diferente al mismo estímulo, los investigadores entrevistaron a 2.000 personas en estos 27 estados, preguntándoles qué piensan sobre el ahorro de energía y cómo, en su opinión, este problema lo ve la mayoría de sus vecinos. Resultó que las creencias de primer orden no tienen efecto sobre el ahorro de energía.

"Hemos descubierto que cuando las personas creen que sus vecinos se preocupan por este tema son más propensos a empezar a ahorrar", dijo Jachimowicz, citado por el servicio de prensa de la Universidad de Exeter.

Además, los investigadores llevaron a cabo un experimento con 561 usuarios de la plataforma Amazon Mechanical Turk. Resultó que los que pensaban que sus vecinos se preocupaban activamente por el medio ambiente, están más dispuestos a ponerse a ahorrar energía. Los autores creen que sus hallazgos podrían ser útiles para las campañas ambientales.

Recientemente, Google automatizó por completo el proceso de enfriamiento de sus centros de datos. El algoritmo, basado en el trabajo de redes neuronales desarrollado en la división DeepMind, evalúa el sistema de enfriamiento del servidor cada cinco minutos y predice los parámetros más efectivos para su uso posterior: tanto para el mantenimiento de una temperatura estable como para maximizar el ahorro de energía. El blog, publicado en el sitio web de DeepMind, informa que durante dos meses de operación, el sistema logró reducir el consumo de energía en un 30%.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.