También podemos oler con nuestro cuero cabelludo, y eso podría ayudar en combatir la calvicie

Facebook 

La percepción de los olores se basa en dos cosas: las moléculas odorantes (o compuestos aromáticos) y receptores olfativos que son expresados ​​por las células de nuestro cuerpo, que envían una señal al cerebro cuando se activan. Sin embargo, una nueva investigación publicada en Nature Communications, informa que no solo podemos oler con nuestra nariz.

Según la investigación, liderada por dermatólogo Ralf Paus de la Universidad de Manchester en el Reino Unido,  los folículos del cabello humano expresan un receptor olfativo llamado OR2AT4, y cuando éste entra en contacto con la estructura molecular de un aroma específico (el sándalo sintético, en este caso), puede estimular el crecimiento del cabello.

El receptor OR2AT4  

Todo esto quiere decir que los folículos capilares (el cabello) no solo pueden “oler”, sino que si detectan el olor a sándalo sintético, pueden ayudar a combatir la calvicie. "Este es realmente un hallazgo bastante sorprendente", dijo Paus a The Independent. "Esta es la primera vez que se ha demostrado que la remodelación de un mini-órgano humano normal [un cabello] puede ser regulada por un simple odorizante cosmético ampliamente usado".  

Los científicos ya sabían que el receptor OR2AT4 podía aprovecharse para promover la proliferación de queratinocitos en la piel (células que promueven la cicatrización de heridas), por lo que Paus y su equipo se preguntó si los receptores olfativos podrían manipularse para estimular el crecimiento del cabello.

Entonces, los investigadores tomaron muestras de piel humana del cuero cabelludo, donadas por pacientes sometidos a operaciones de estiramiento facial, y las trataron con una aplicación de sándalo sintético en el laboratorio. Ahí descubrieron que el aroma se une al receptor, regulando la expresión y secreción de un factor clave para promover el crecimiento del cabello llamado IGF. 1, el cual a su vez, estimula la fase de crecimiento de las células ciliadas, al tiempo que ayuda a evitar que mueran.

Luego, cuando los investigadores mezclaron otra sustancia química llamada Phenirat para silenciar el receptor OR2AT4, ésta inhibió el crecimiento del cabello, lo que sugiere que el receptor desempeña un papel más importante en el crecimiento del cabello de lo que los científicos sabían anteriormente.

Debido a que el sándalo sintético ya existe en el mercado (con el nombre de Sandalore), el equipo cree que su descubrimiento podría ayudar en los tratamientos si se realizan más ensayos clínicos. Por el momento, los primeros signos de la investigación en curso ya son prometedores.

"Un estudio piloto clínico muy pequeño, breve y preliminar realizado por un CRO independiente [organización de investigación por contrato] en 20 mujeres voluntarias con Sandalore tópico ya ha sugerido una reducción de la pérdida diaria de cabello", dice Paus. El siguiente paso es ver si ese resultado puede replicarse en un ensayo clínico más grande.

Siempre hay peros

Sin embargo, la investigación no está libre de dudas. Por ejemplo, fue financiada en parte por una compañía farmacéutica italiana que vende Sandalore en sus productos, lo cual es algo a tener en cuenta a la luz de los resultados.  

Aun así, Nicola Clayton, de la Asociación Británica de Dermatólogos cree que los datos iniciales parecen emocionantes. "Es un concepto fascinante que el folículo del cabello humano, como dicen los autores, pueda 'oler' utilizando un receptor olfativo", dijo.

Esta no es la primera investigación destinada a devolverle el cabello a los calvos. El año pasado, científicos de la Universidad de Yonsei, en Corea de Sur, aseguraron haber encontrado un compuesto químico capaz de reactivar los folículos capilares deteriorados por la alopecia y hacer que vuelvan a cumplir saludablemente su función. Esto es: un compuesto capaz de acabar con la calvicie.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.