Por primera vez, se observan tormentas de polvo en la luna Titán de Saturno [FOTOS]

Representación artística de una tormenta de polvo en Titán. /NASA/ESA/IPGP/Labex UnivEarthS/University Paris Diderot

Titán es la única luna en el Sistema Solar con una atmósfera sustancial y el único cuerpo celeste, además de nuestro planeta, donde se sabe que aún existen cuerpos estables de líquido de superficie. Sin embargo, hay una gran diferencia: en la Tierra, tales ríos, lagos y mares están llenos de agua, mientras que en Titán, principalmente es el metano y el etano que fluyen a través de estos depósitos de líquidos. En este ciclo único, las moléculas de hidrocarburos se evaporan, se condensan en nubes y vuelven a caer al suelo.

NASA/ESA/IPGP/Labex UnivEarthS/University Paris Diderot

Los datos de la nave espacial Cassini de la NASA han revelado lo que parecen ser tormentas de polvo gigantes en las regiones ecuatoriales de Titán, la luna de Saturno. El descubrimiento, descrito en Nature Geoscience, hace de Titán el tercer cuerpo del Sistema Solar, además de la Tierra y Marte, donde se han observado tormentas de polvo. Esta observación ayudará a los científicos a comprender mejor el entorno de la luna más grande de Saturno.

Otra similitud con la Tierra es que el clima en Titán varía de temporada en temporada. Alrededor del equinoccio, el momento en que el Sol cruza el ecuador de Titán, se pueden formar nubes masivas en las regiones tropicales y provocar poderosas tormentas de metano, que fueron observadas por Cassini durante varios de sus sobrevuelos. 

NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/University Paris Diderot/IPGP

Cuando el equipo de Sebastien Rodríguez, astrónomo de la Universidad de París Diderot (Francia) y autor principal del artículo, detectó por primera vez tres iluminaciones ecuatoriales inusuales en imágenes infrarrojas tomadas por la Cassini alrededor del equinoccio norte de la luna en 2009, pensaron que podrían ser el mismo tipo de nubes de metano; sin embargo, una investigación reveló que eran algo completamente diferente. Los investigadores también pudieron descartar que las características estuvieran realmente en la superficie de Titán en forma de lluvia congelada de metano o lavas heladas, sino que tendrían una firma química diferente y permanecerían visibles por mucho más tiempo que las características brillantes en este estudio, que solo pudieron observarse durante de 11 horas a cinco semanas.

El estudio mostró que las características deben ser atmosféricas pero cercanas a la superficie, probablemente formando una capa muy delgada de pequeñas partículas orgánicas sólidas. Como estaban ubicados justo sobre los campos de dunas alrededor del ecuador de Titán, la única explicación que quedaba era que las manchas eran en realidad nubes de polvo levantadas desde las dunas. El polvo orgánico se forma cuando las moléculas orgánicas, formadas por la interacción de la luz solar con el metano, crecen lo suficiente como para caer a la superficie. Segun Rodríguez, "la sonda Huygens, que aterrizó en la superficie de Titán en enero de 2005, levantó una pequeña cantidad de polvo orgánico a su llegada debido a su potente estela aerodinámica. Pero lo que vimos aquí con Cassini es a una escala mucho mayor. Las velocidades de viento cercanas a la superficie requeridas para elevar tal cantidad de polvo como vemos en estas tormentas de polvo tendrían que ser muy fuertes, aproximadamente cinco veces más fuertes que las velocidades promedio del viento estimadas por las mediciones de Huygens cerca de la superficie y con los modelos climáticos".

NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/University Paris Diderot/IPGP

La existencia de vientos tan fuertes que generan tormentas de polvo masivas implica que la arena subyacente también puede ponerse en movimiento y que las dunas gigantes que cubren las regiones ecuatoriales de Titán siguen activas y cambian continuamente. Los vientos podrían transportar el polvo levantado desde las dunas a través de grandes distancias, contribuyendo al ciclo global de polvo orgánico en Titán y causando efectos similares a los que se pueden observar en la Tierra y Marte.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​ 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.