La materia oscura microbiana podría dominar la Tierra, según un nuevo estudio

Pixabay

Para describir la fisiología de un microbio, incluyendo su metabolismo, roles ambientales y características de crecimiento, debe cultivarse en una cultura de laboratorio. Desafortunadamente, muchos grupos filogenéticamente nuevos nunca se han cultivado, por lo que sus fisiologías solo se han deducido de la genómica y las características ambientales. Aunque se ha estudiado bien la diversidad, o el número de diferentes grupos taxonómicos, de estos microbios no cultivados, no se han evaluado sus abundancias globales ni el número de células en un entorno determinado.

Ahora, un nuevo estudio revela que microbios cuyas características nunca han sido descritas podrían estar dominando casi todos los ambientes de la Tierra, excepto el cuerpo humano. El equipo de Karen Lloyd, profesora de la Universidad de Tennessee (EE.UU.), ha llevado a cabo esta investigación, publicada en mSystems, la primera que estima la población de microbios no cultivados, también conocidos por los científicos como materia oscura microbiana.

Los científicos creen que hasta la cuarta parte de los microbios en la Tierra podrían provenir de la clasificación taxonómica de aproximadamente 30 taxas entre reinos y clases de microbios que nunca se han cultivado. "Todos los vertebrados, todos los animales con columna vertebral, están contenidos dentro de un único filo. Esto significa que potencialmente tenemos 30 tipos diferentes de microbios que son tan diferentes de cualquier microbio ya conocido como las jirafas son de estrellas de mar", explica Lloyd.

Para calcular cuántos microbios no descritos habitan la Tierra, Lloyd y su equipo recogieron cada secuencia de ADN depositada en bases de datos públicas por investigadores de todo el mundo, un total de 1,5 millones, y las compararon con 26.000 secuencias de ADN de microbios y bacterias que ya se han cultivado. Las limitaciones computacionales las salvaron con la tecnología del Instituto Conjunto de Ciencias Computacionales en el Laboratorio Nacional Oak Ridge.

El estudio y caracterización de microbios no cultivados puede ser una herramienta particularmente valiosa en campos específicos, como en medicina, donde los científicos han descrito casos de patógenos resistentes a cultivos. "Los microbios no cultivados son tan vastamente diferentes a los cultivados que podrían estar haciendo cosas inusuales, como sobrevivir con muy poca energía o crecer extraordinariamente despacio, de maneras que incluso nos cuesta imaginar. También es posible que estos microbios no puedan crecer por sí mismos en cultivo porque mueren si son eliminados de sus intrincadas relaciones entre ellos o su entorno particular. Como estos microbios proporcionan muchos servicios a sus ecosistémicos, como ayudar a las semillas a crecer y luchar contra el cambio climático, resolver este gran rompecabezas es un desafío crucial para la microbiología moderna", concluye Lloyd.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​ 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.