La selva Petén escondía impresionantes ciudades mayas, ahora descubiertas con Lidar

Ciudades antiguas en el norte de Guatemala descubiertas mediante el uso de la tecnología LiDAR. /AAAS

Docenas de ciudades antiguas en el norte de Guatemala han sido descubiertas gracias a la tecnología Lidar (detección de luz y rango de luz), capaz de atravesar espesos bosques y cartografiar las características de la superficie de la tierra, lo que supone que un complejo desconocido de enormes dimensiones de antiguas ciudades mayas oculta bajo la jungla de Petén (Guatemala).

El trabajo, publicado en Science y liderado por investigadores de la Universidad de Tulane (EE.UU.), ha proporcionado datos cuantitativos precisos de un alcance sin precedentes sobre la naturaleza del antiguo urbanismo maya. Una de las identificaciones clave de este estudio han sido las 61.480 estructuras antiguas, que incluyen casas aisladas, grandes palacios, centros ceremoniales y pirámides.Lo que hace estimar la población en 11 millones de personas en lugar de siete, durante el período Clásico Tardío (650-800 dC). 

"Visto en su conjunto, las terrazas y canales de riego, embalses, fortificaciones y calzadas revelan una asombrosa cantidad de modificación de la tierra hecha por los mayas en todo su paisaje en una escala previamente inimaginable", cuenta el investigador Francisco Estrada-Belli.

Además, también hallaron 362 kilómetros cuadrados de terrazas o terrenos agrícolas modificados y otros 952 kilómetros cuadrados de tierras de labranza viables, lo que demuestra un paisaje muy modificado para la agricultura intensiva necesaria para sostener de manera sostenible poblaciones masivas durante muchos siglos. Así como 106 kilómetros cuadrados de calzadas dentro y entre los centros urbanos y numerosos y significativos terraplenes defensivos. Esta inversión sustancial en infraestructura destaca la interconectividad de las ciudades y el interior, así como la escala de la guerra maya.

Estrada-Belli señala que los descubrimientos se hicieron en cuestión de minutos, en comparación con lo que habría llevado años de trabajo de campo sin la tecnología LiDAR. "Visto en su conjunto, las terrazas y canales de riego, embalses, fortificaciones y calzadas revelan una asombrosa cantidad de modificación de la tierra hecha por los mayas en todo su paisaje en una escala previamente inimaginable", explica. 

Una de las razones de la caída de la civilización maya en el período clásico fue una sequía prolongada. La precipitación anual se redujo de un 20% a un 70% durante este periodo, según los geólogos de EEUU que analizaron la composición isotópica del agua en los sedimentos del lago Chichankanab en la Península de Yucatán.

La civilización maya existió, aproximadamente, desde el año 2000 a.C. hasta el final del siglo XVII, cuando el último estado independiente de los nativos fue conquistado por los españoles. En el período clásico (aproximadamente los años 250-900 de nuestra era), los estados mayas se expandieron y comenzaron a luchar entre ellos. La población de las ciudades creció, se construyeron caminos, edificios grandiosos y monumentos, algunos de los cuales han sobrevivido hasta el día de hoy. Pero en los siglos IX-X hubo un colapso en los estados que se encontraban en la parte central y sur de la península de Yucatán.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​ 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.