Falleció el Nobel que bautizó al bosón de Higgs como la “partícula de Dios”

Wikimedia Commons

Ayer 3 de octubre ha fallecido a los 96 años el Dr. Leon Max Lederman, profesor universitario y ganador del Nobel de Física el 1988. El profesor Lederman fue una leyenda en el mundo de la física de partículas y fue más conocido tal vez más por acuñar la frase "La partícula de Dios", en su libro del mismo nombre.

Lederman fue hijo de inmigrantes judíos que escaparon de Rusia y tuvo un origen humilde, su padre lavaba ropa a manos. Sin embargo con el tiempo Lederman ascendió a lo más alto de los logros científicos.

Una guerra, unas partículas y un Nobel

Después de haber luchado en la Segunda Guerra Mundial, Lederman regresó a la academia donde recibió su Ph.D. de la Universidad de Columbia en 1951. Unos años después se convirtió en profesor, y finalmente fue director de los Laboratorios Nevis en Columbia desde 1961 hasta 1978. Desde 1978 hasta 1989, se desempeñó como director del Laboratorio Nacional de Aceleradores de Fermi.

Fue durante esa temporada que el profesor Lederman recibió el Premio Nobel de física, por "el método del haz de neutrinos y la demostración de la estructura doble de los leptones a través del descubrimiento del neutrino muón". Este trabajo lo había realizado en 1962 junto a Mel Schwartz y Jack Steinberger.

Además de ese famoso trabajo, Lederman descubrió la "violación de la paridad" en la descomposición de las partículas subatómicas llamadas piones y muones, que, de manera indirecta, se vincula con las diferencias en materia y antimateria.

Así mismo, descubrió una partícula subatómica neutral de larga vida llamada kaon, la cual fue el primer “laboratorio real” para estudiar cómo la materia podría transformarse en antimateria y regresar de nuevo. Además, Lederman también dirigió un equipo que encontró el quark abajo, que demostró que no había dos familias de partículas subatómicas llamadas quarks y leptones, sino que había tres.

La comunicación de la ciencia

Además de su trabajo científico, Lederman también comunicaba la ciencia a los estudiantes y al público. Estableció el programa Saturday Morning Physics en Fermilab, una serie de 10 semanas de lecciones sobre física de partículas y trabajó con políticos locales para hacer la Academia de Matemáticas y Ciencias de Illinois, una escuela secundaria residencial para jóvenes dotados de todo Illinois.

También escribió el libro "La Partícula de Dios" en 1993, que contaba la historia del bosón de Higgs y muchas de las aventuras de Lederman durante su carrera en la física. Aunque inicialmente el nombre iba a ser llamado “La Maldita Partícula”, a los editores no les pareció apropiado así que se quedó con el nombre que todos conocemos… para gran disgusto de muchos físicos.

Finalmente la demencia empeoró su salud en los últimos años y le causó la muerte en una clínica en Rexburg, Idaho – EEUU.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.