Los machos de chimpancé más amables viven más que sus compañeros agresivos

Biodiversity Heritage Library

Como los humanos, otros animales tienen rasgos de carácter individuales que se correlacionan con la longevidad. Al estudiar la naturaleza de las personas, los psicólogos a menudo se centran en los cinco grandes rasgos, que incluyen extroversión, buena voluntad o amistad, buena fe u organización, neuroticismo (inestabilidad emocional) y apertura a la experiencia. Los científicos tienen en cuenta estas características al evaluar la longevidad de las personas. Los estudios han demostrado que los extrovertidos más concienzudos y benévolos tienen una vida más larga que los neuróticos. Los estudios sobre la vida útil de otros primates, de acuerdo a estos rasgos de carácter, son mucho menos frecuentes. 

Ahora, un artículo publicado en eLife afirma que los machos chimpancés amistosos viven más tiempo que sus homólogos agresivos y con mal humor. Además, los animales audaces viven menos que sus homólogos tímidos, pero al mismo tiempo dejan más descendientes. El aumento de la agresividad, la menor actividad social o apertura a nuevas experiencias también se asocian con una vida más corta. En el caso de las hembras chimpancés, la apertura a nuevas experiencias es importante, aunque en menor medida.

Los autores de un nuevo estudio, primatólogos británicos, estadounidenses y japoneses bajo el liderazgo de Drew Altschul de la Universidad de Edimburgo (Escocia, Reino Unido), estudiaron a 538 chimpancés que viven en zoológicos y centros de investigación en Reino Unido, Australia, los Países Bajos, Japón y Estados Unidos. La naturaleza de los animales se evaluó mediante cuestionarios, que fueron llenados por especialistas que trabajaron con cada chimpancé de siete a 24 años. La personalidad del chimpancé se evaluó en base de los cinco grandes rasgos de carácter. Además, los científicos observaron la vida de los monos.

En base de los resultados de estudios anteriores, los científicos han presentado varias hipótesis. En particular, los extrovertidos, individuos más amigables y organizados vivirán más tiempo, y los machos de alto rango, por el contrario, menos. Los resultados mostraron que los machos más amigables vivían más tiempo que otros individuos. Pero la extroversión y la organización no afectaron la esperanza de vida de los chimpancés, en todo caso, los autores del artículo no encontraron tales relaciones. Además, los científicos no encontraron una conexión entre el rango de un macho y su esperanza de vida.

Asimismo, las hembras, que perciben con más gusto las nuevas experiencias, también vivieron más tiempo. Pero cuando los investigadores ajustaron la edad, la relación desapareció. Los chimpancés jóvenes estaban más dispuestos a aprender algo nuevo, y había una asociación clara entre menor apertura y edad. Según los científicos, no pudieron decidir si la esperanza de vida en los monos, abiertos a nuevas experiencias, era realmente más alta o si la apertura era característica de más monos adultos.

Se cree que el juego en animales adultos refleja el grado de cohesión social de una especie y, por lo general, es más frecuente en especies con bajos niveles de competencia y altos niveles de afiliación social. Un reciente estudio publicado en PLOS ONE confirma que el juego es más frecuente en chimpancés adultos cautivos que en gorilas en las mismas circunstancias.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.