Día Mundial de la Menopausia: comer pescado y legumbres alarga la vida fértil de las mujeres

PxHere

Se cree que varios factores genéticos, conductuales y ambientales están involucrados en el momento de la menopausia, y algunos estudios han implicado a la dieta: comer pescado y legumbres puede ayudar a retrasar la menopausia natural, mientras que un alto consumo de carbohidratos refinados, como la pasta y el arroz, puede ayudar a acelerarla, sugiere el primer estudio de este tipo en el Reino Unido, publicado en el Journal of Epidemiology & Community Health.

Para explorar esto más a fondo, los investigadores se basaron en participantes del Estudio de cohortes de mujeres del Reino Unido, en el que participaron más de 35.000 mujeres de entre 35 y 69 años de Inglaterra, Escocia y Gales. Las participantes proporcionaron información sobre factores potencialmente influyentes, como el historial de peso, los niveles de actividad física, el historial reproductivo y el uso de la terapia de reemplazo hormonal (TRH).

También estimaron las cantidades de 217 alimentos que comían todos los días completando un cuestionario de frecuencia de alimentos. Los alimentos fueron agrupados en grupos de acuerdo a sus usos culinarios. 4 años más tarde, se recopiló información adicional sobre cuándo las mujeres habían atravesado la menopausia: en total, unas 14.000 mujeres proporcionaron información en ambos momentos, y el análisis final incluyó a las 914 que habían pasado por la menopausia naturalmente después de los 40 años y antes de los 65 años.

La edad promedio en la menopausia fue de 51 años, y ciertos alimentos parecían estar asociados con su sincronización. Cada porción diaria adicional de carbohidratos refinados, específicamente la pasta y el arroz, se asoció con alcanzar la menopausia 1,5 años antes, después de tener en cuenta factores potencialmente influyentes. Pero cada porción adicional de pescado graso y legumbres frescas se asoció con un retraso de más de 3 años. Un mayor consumo de vitamina B6 y zinc (por mg / día) también se asoció con una menopausia tardía.

Resultados similares surgieron cuando el análisis miró a grupos particulares. Por ejemplo, comer carne se asoció con la menopausia que llegó casi un año después que una dieta vegetariana. Entre los que no eran vegetarianos, el aumento de las porciones diarias de bocadillos salados se asoció con la llegada de la menopausia casi 2 años antes, mientras que una mayor ingesta de pescado graso y legumbres frescas se relacionó con la menopausia tardía de más de 3 y casi 1,5 años. respectivamente.

Estudio observacional

De manera similar, entre las madres, una mayor ingesta de pescado graso y legumbres frescas se asoció con una menopausia tardía, mientras que porciones diarias adicionales de pasta, arroz y bocadillos salados se asociaron con una menopausia más temprana. Entre las mujeres sin hijos, comer más uvas y aves de corral se asoció significativamente con la menopausia tardía.

La maduración y liberación del huevo se ven afectadas negativamente por las especies reactivas de oxígeno, por lo que un alto consumo de guisantes, garbanzos o frijoles, que contienen antioxidantes, puede contrarrestarlo, preservando la menstruación durante más tiempo, sugieren los investigadores. Y los ácidos grasos omega 3, que son abundantes en los pescados grasos, estimulan la capacidad antioxidante en el cuerpo. Por el contrario, los carbohidratos refinados aumentan el riesgo de resistencia a la insulina, que puede interferir con la actividad de las hormonas sexuales y aumentar los niveles de estrógeno, lo que podría aumentar la cantidad de ciclos menstruales y agotar el suministro de huevos más rápido, dicen. 

Este es un estudio observacional, y como tal, no puede probar la causalidad. Los cuestionarios de frecuencia de alimentos están sujetos a recordatorios defectuosos, y la muestra del estudio también fue más rica y consciente de la salud que el promedio, todo lo cual podría haber influido en los hallazgos. 

Pero las mujeres que pasan por la menopausia temprano tienen un mayor riesgo de osteoporosis y enfermedades cardíacas, mientras que las que lo hacen tarde tienen un mayor riesgo de cáncer de mama, útero y ovario, por lo que el momento es importante, afirman los investigadores. “Nuestros hallazgos confirman que la dieta puede estar asociada con la edad de la menopausia natural. Esto puede ser relevante a nivel de salud pública, ya que la edad de la menopausia natural puede tener implicaciones en los resultados de salud futuros", concluyen.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.