El organismo vivo más grande del mundo está muriendo, y es por nuestra culpa

Western Aspen Alliance

A la colonia de álamos temblorosos de Pando, en Utah (EE.UU.) también se la conoce como el "gigante tembloroso". Lleva en pie desde hace miles de años, pero ahora, alrededor del 80% se encuentra en riesgo: sus 47.000 árboles genéticamente idénticos que conforman uno de los organismos vivos más grandes del mundo, están siendo devorados lentamente por los ciervos, según una nueva investigación publicada en PLOS One.

El grupo de científicos, de la Universidad Estatal de Utah, midió la salud de varias partes del bosque contando el número de árboles vivos frente a muertos; o el número de nuevos tallos y rastreando las heces de los animales que cayeron para picar. Descubrieron que el mayor obstáculo para la supervivencia del Bosque Nacional Fishlake, era el venado bura.

Que los tallos viejos se mueran, es natural, sin embargo, que no crezcan nuevas plantas es lo que preocupa a los investigadores. Durante las últimas dos décadas, el venado bura y el ganado han devorado los nuevos tallos que brotan del álamo subterráneo: en la mayoría de las áreas, no hay árboles jóvenes o de mediana edad.

Al comparar fotografías de hace 72 años con el estado actual del bosque, se observa un evidente adelgazamiento. En 1939, todas las copas de los árboles se tocaban, pero a partir de la década de 1970, hay huecos visibles entre ellos, lo que significa que los árboles viejos se están muriendo y los nuevos no están llegando para llenar los vacíos.

Parte del problema es que los juegos como el venado bura ya no tienen depredadores naturales en el área. A principios de la década de 1900, los humanos mataron a la mayoría de los depredadores naturales, como los lobos y los osos grizzly, dijo Rogers. Ahora, la mayoría de los terrenos en Pando están reservados para usos recreativos como acampar, donde los navegadores están protegidos de la caza. Las propuestas para la protección de la colonia, afirman, podrían extenderse a los álamos alrededor del mundo. 

"Sin una próxima generación que los respalde, creo que estamos claramente en el camino del colapso", dice Paul Rogers, un profesor de la Universidad del Estado de Utah que ha estudiado extensivamente a Pando. "Diría que dentro de 10 años o 20 años como máximo, quedará muy poco de la colonia", concluye.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.