La genialidad de Leonardo Da Vinci se debia en parte a que era bizco, según oftalmólogo británico

Leonardo da Vinci. Salvator Mundi​ . Alrededor del año 1499. /JAMA Network

Leonardo da Vinci, con toda probabilidad, tenía estrabismo intermitente y divergente, según JAMA Ophthalmology. A esta conclusión llegó ell oftalmólogo británico, después de haber estudiado seis pinturas, dibujos y esculturas del artista. Asimismo, la enfermedad pudo haber ayudado al artista en su trabajo, ya que el estrabismo divergente se asocia con una buena visión estereoscópica.

En el estrabismo, cuando uno o ambos ojos cuando miran el objeto se desvían del eje central. Al mismo tiempo, se ve desde el lado que las córneas se ubican asimétricamente con respecto a las esquinas o bordes de los párpados. Hay varios tipos de esta enfermedad, incluyendo estrabismo divergente (exotropia), cuando la córnea se dirige hacia el borde del ojo. El estrabismo puede ser intermitente, es decir, a veces se manifiesta, y a veces una persona puede alinear los ojos.

Algunos artistas famosos, como Rembrandt, Dürer y Degas, sufrieron de estrabismo. Esto es evidente por sus autorretratos, en los cuales la córnea de uno de los ojos está posicionada incorrectamente. El oftalmólogo británico Christopher Tyler de la Universidad de Londres sugirió que Leonardo da Vinci podría ser incluido en esta lista. El investigador estudió seis obras (dos esculturas, dos pinturas al óleo y dos dibujos), posibles autorretratos o retratos del artista, y midió en ellos el ángulo del estrabismo.

El investigador estudió la estatua de David y el busto de terracota de Andrea del Verrocchio. Presumiblemente, el modelo fue Leonardo, quien durante la creación de este trabajo era alumno en el taller del escultor. Además, la apariencia externa del guerrero es muy similar a David, y en ambas esculturas hay un estrabismo notable. Otras dos pinturas que Tyler investigó, "Juan el Bautista" y "Salvator Mundi​", pertenecen al propio pincel del artista. Aunque, presumiblemente, no son autorretratos del artista, Da Vinci probablemente creía que las pinturas del artista debían reflejar en cierta medida su apariencia.

En el Códice Atlántico, una colección de dibujos y discursos sobre diversos temas, escribió: "[El alma] dirige la mano del artista y lo obliga a copiarse, ya que le parece al alma que esta es la mejor manera de representar a una persona". Además, la apariencia de Juan el Bautista es muy similar a la de David, esculpido por Verrocchio. Finalmente, los personajes representados en el autorretrato de un anciano Leonardo y el hombre de Vitruvio, parecido a Da Vinci, también sufrieron de estrabismo.

La estatua de David de Andrea del Verrocchio. /JAMA Network. American Medical Association

Según el investigador, el análisis de la alineación de los ojos en los retratos y esculturas sugiere que Da Vinci sufrió un estrabismo intermitente divergente. En una posición relajada, el ángulo del estrabismo, aparentemente, era de -10.3 grados, pero cuando el artista se enfocaba, sus ojos volvían a la posición correcta. El estrabismo divergente se asocia generalmente con una buena visión estereoscópica, que probablemente ayudó al artista a tener en cuenta la profundidad espacial de los objetos. Da Vinci escribió sobre esto en su Tratado de la pintura: "Lo primero que hay que considerar es si los objetos tienen los contrastes necesarios correspondientes a su posición [tridimensional]".

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.