En tu sal de mesa hay microplásticos, según un estudio

@nusr_et / Instagram

Científicos coreanos han descubierto que las muestras de sal de muchas marcas contienen pequeñas partículas de plástico, y la sal marina es la que presenta una mayor concentración debido a la contaminación del agua con residuos plásticos, según un artículo publicado en la revista Environmental Science & Technology.

En el mundo se producen anualmente alrededor de 300 millones de toneladas de plástico, y la mayoría no se recicla. Debido a ello, una parte significativa de basura plástica se acumula en los océanos del mundo: según estimaciones recientes, uno de los lugares de basura más grandes en el Océano Pacífico contiene de 5.000 a 20.000 toneladas de plástico.

Los desechos plásticos y las micropartículas plásticas se encuentran a menudo en organismos marinos, lo que aumenta la probabilidad de que entren en el cuerpo humano. La sal de mesa (cloruro de sodio) de origen natural (es decir, sal marina) se extrae por evaporación natural del agua de mar: se supone, por lo tanto, que puede contener plástico. Los científicos coreanos, liderados por Ji-Su Kim de la Universidad Nacional de Incheon, decidieron calcular la cantidad de microplásticos en las marcas populares de sal de mesa. Analizaron muestras de 39 tipos de sal disponibles en el mercado, de las cuales 28 son marcas de sal marina. Las muestras se produjeron en 16 países diferentes.

Las partículas microplásticas fueron halladas en 36 de todas las muestras examinadas. El mayor número de partículas microplásticas (1.674 partículas por kilogramo) se encontró en la sal marina comestible. Asimismo, la mayor cantidad de microplásticos se encontró en la sal producida en países asiáticos: aproximadamente 13.629 partículas en un kilogramo de una de las muestras producida en Indonesia. Curiosamente, el número de las partículas en la sal marina tiene una correlación positiva con los volúmenes de basura plástica en los ríos cercanos y el nivel de contaminación del agua de mar.

Todos los días, junto con la comida tragamos alrededor de 100 fibras de plástico, según Environmental Pollution. Pequeños fragmentos pueden caer en la comida con polvo doméstico, que contiene fragmentos de tapicería o ropa sintética.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.