‘Bohemian Rhapsody’: la espectacular voz de Freddie Mercury tiene una explicacion científica

Wikipedia

Nunca es mal momento para escuchar Bohemian Rhapsody. La canción de Queen, considerada por muchos expertos la mejor canción de la historia, da nombre al nuevo biopic sobre el líder de la banda, Freddie Mercury, que se estrenará en España el próximo 31 de octubre, y entre el 1 y el 2 de noviembre en Latinoamérica. La particular voz del cantante, no solo es inimitable, como pueden acreditar las innumerables bandas tributo que lo han intentado, sino que tiene explicación científica.

Las cuerdas vocales de Mercury, según una investigación publicada en Logopedics Phoniatrics Vocology, se movían más rápido que la de otros cantantes, con lo cual lograba una voz oscilante e inestable que los expertos llaman un "temblor vocal". Concretamente, el estudio se basó en las versiones a capella de We are the Champions y Bohemian Rhapsody.

El líder de la investigación, el biofísico austriaco Christian Herbst, especialista en fisiología y en la física de la producción de voz en los mamíferos, analizó la voz del cantante a través de entrevistas, grabaciones en solitario, pistas de su voz aislada del resto de la banda en las canciones que grabaron e incluso se apoyaron en un cantante profesional que intentaba imitar su estilo.

La voz del cantante normalmente descrita como tenor, corresponde sin embarg a la de un barítono, es decir, un tono más bajo. En una de las pruebas, Herbst analizó 240 notas sostenidas en 21 grabaciones de Mercury a capella. La idea era analizar su vibrato, que es la oscilación entre los tonos que emplean los cantantes cuando sostienen una nota. Para el científico, Mercury tenía un "sorprendente" vibrato "irregular" de 7 Hz. Lo usual es que un vibrato esté entre los 5,4 Hz y los 6,9 Hz. El tenor Luciano Pavarotti, por ejemplo, tenía un vibrato de 5,7 Hz.

Además, el líder de la banda utilizaba inusuales vibraciones subarmónicas, con las que se logra el efecto de estar cantando en un tono más bajo. Estas vibraciones se parecen mucho a los cantos de garganta que se interpretan en la música tradicional tibetana. Según este artículo de The Big Think,  "tenía un control increíble sobre esa voz, incluso cuando estaba casi a punto de perder el control. Es como si llevara su voz a los límites absolutos de lo que era físicamente capaz de hacer, recorría esos límites pero sin sobrepasarlos".

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.