Tu próximo perfume favorito lo habrá creado una Inteligencia Artificial [VIDEO]

IBM Research, junto con el fabricante de fragancias Symrise, presentó Phylira, un algoritmo que selecciona nuevas combinaciones de aromas para crear un perfume. Actualmente, el algoritmo ya se utiliza para crear dos fragancias de la marca brasileña O Boticário, que se pondrán a la venta a mediados del próximo año, según el sitio web de IBM.

Para crear perfumes utilizamos varias sustancias aromáticas (aceites esenciales), que imitan el olor de plantas, flores, raíces y frutos. Dependiendo del tipo de perfume (perfume, colonia o eau de toilette), su concentración puede variar de 1% a 30% del total. Las sustancias en la base de la fragancia forman varios niveles o notas a la vez, gracias a lo cual la naturaleza de la fragancia cambia con el tiempo. La nota inicial se conserva durante los primeros diez minutos, por lo que consiste de sustancias aromáticas que se evaporan rápidamente, como los cítricos. La última, la nota de fondo, por el contrario, conserva su aroma durante varias horas, por lo que debe consistir de sustancias con el nivel más bajo de evaporación.

Crear nuevas fragancias, por lo tanto, es un proceso bastante complicado, que requiere artesanía de perfumería y una larga búsqueda de nuevas composiciones. Los expertos de IBM Research decidieron confiar esto a la inteligencia artificial. El algoritmo crea nuevas combinaciones para cada nota de fragancia, busca materiales que puedan reemplazar una fragancia en particular y luego analiza qué tan agradable sería la composición para el olfato humano y si la fragancia es similar a perfumes ya disponible en el mercado. La compañía no revela detalles sobre cómo funciona exactamente su algoritmo y cómo fue entrenado: se supone que los desarrolladores usaron datos de evaluaciiones humanas sobre ciertas combinaciones y datos sobre cómo un aceite esencial es parecido en estructura y aroma a otro: su sustituto. Además, también se puede suponer que los investigadores recopilaron una base de datos de fragancias existentes.

 

El algoritmo se llama Phylira (un personaje de la mitología griega), según algunas fuentes ella era la patrona del incienso. La IA ya se ha utilizado para producir dos fragancias de la marca brasileña O Boticário. Sin embargo, los investigadores aclaran que no todo el proceso estuvo bajo control del algoritmo: el perfumista de Symrise participó en la creación de los aromas, para asegurarse de que la rapidez de la evaporación de todas las sustancias seleccionadas corresponde a las notas del aroma.

Se supone que, en el futuro, este algoritmo puede usarse para crear otros productos, por ejemplo, materiales de construcción.

Anteriormente, investigadores del Institute for Sustainable Heritage, del University College London, desarrollaron un método de conservación y reproducción de olores. Como parte del estudio, se creó una “rueda de olores” de libros históricos, que en el futuro permitirá reproducir el olor de cualquiera de los papeles antiguos de la biblioteca de la Catedral de San Pablo (St Paul's Cathedral) en Londres. El artículo de la investigación fue publicado en Heritage Science.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.