La última especie descrita de ‘Archaeopteryx’, la primera ave de la Tierra, se parece más a las actuales

Recreación del Archaeopteryx albersdoerferi. /Zhao Chuang

Científicos de Suecia, Reino Unido y China han descubierto una nueva especie de la primera ave de la Tierra, Archaeopteryx, que respalda su condición de fósil de transición entre aves y dinosaurios. El nuevo ejemplar, denominado Archaeopteryx albersdoerferi, es 400.000 años más joven que cualquiera de los otros once encontrados hasta ahora, volaba mejor y compartía más características con las aves modernas. 

Los archaeopteryxes vivieron en la Tierra al final del período Jurásico, hace unos 150 millones de años. Tenían patas delanteras largas, que terminaban en tres dedos, y plumas bien desarrolladas, similares a las de las aves modernas. Es considerado el eslabón entre las aves y los dinosaurios, y los resultados publicados, según los autores, que han publicado sus hallazgos en Historical Biologyconfirman este estatus. El número de especies dentro del género sigue siendo discutible: algunos investigadores creen que los 12 esqueletos de archaeopteryxes encontrados pertenecen a la especie Archaeopteryx lithographica, para otros existe una segunda especie, Archaeopteryx siemensii, o incluso varias especies.

Historical Biology

El grupo Martin Kundrát de la Universidad de Uppsala (Suecia) estudió los restos encontrados en 1990 cerca de la ciudad alemana de Deiting y que desde 2009 pertenece al paleontólogo Raimund Albersdorfer. La microtomografía de sincrotrón de los restos y su análisis mostraron que este es un nuevo tipo de archaeopteryx, que los científicos han llamado Archaeopteryx albersdoerferi. El estudio de los restos tardó siete años.

Archaeopteryx albersdoerferi es uno de los representantes más importantes del género Archaeopteryx, porque es aproximadamente 400.000 años más joven que todos los otros lagartos fósiles encontrados en este género", señalo Kundrat. La microtomografía de sincrotrón era el único método científico disponible para analizar estos restos debido a su condición: los huesos altamente fragmentados están parcial o completamente ocultos por la piedra caliza. Los autores del estudio creen que Archaeopteryx albersdoerferi se parece más a las aves modernas que a los dinosaurios, y estas características podrían adaptarlo más al vuelo.

Historical Biology

Recientemente, investigadores del Museo de la Universidad de Nagoya (Japón) estudiaron cerca de tres docenas de nidadas de huevos fosilizados pertenecientes a diferentes especies de ovirraptorosaurios, un grupo de dinosaurios carnívoros emplumados, y han descubierto la sofisticada estrategia que seguían para empollar sus huevos sin aplastarlos: se colocaban en un espacio abierto en el centro de un anillo de huevos, en lugar de justo sobre ellos. Un comportamiento del que no se tiene constancia en las aves modernas

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.