El 93% de los niños del mundo respiran aire tóxico

Wikimedia Commons

Según una nueva investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 93% de todos los niños viven en entornos con niveles de contaminación del aire por encima de los recomendados por la OMS, esto supone 1800 millones de niños menores de 15 años y 630 millones de niños menores de 5 años que sufren riesgo de padecer enfermedades relacionadas con la polucion. Los datos dicen que en los casos más extremos la polución puede resultar mortal.

La organización estima que, en 2016, 600.000 niños menores de quince años murieron a causa de infecciones agudas de las vías respiratorias causadas por el aire contaminado. Otra población de riesgo son las mujeres embarazadas, que expuestas a la contaminación sufren un mayor riesgo de dar a luz prematuramente y tener hijos con tallas y peso inferiores a los normales.

"El aire contaminado está envenenando a millones de niños y arruinando sus vidas. Esto es inexcusable. Todos los niños deben poder respirar aire puro para que puedan crecer y desarrollar todo su potencial", dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, en un comunicado.

El informe de la OMS se publicó antes de la primera Conferencia Mundial sobre la Contaminación del Aire y la Salud, y describe en detalle devastador el gran costo que puede tener la contaminación del aire. La contaminación del aire puede ocurrir tanto dentro como fuera de los edificios y casas, y se define por la concentración de partículas finas que contiene el aire (menor o igual a 2,5 micrómetros de tamaño).

Daño neurológico, asma y enfermedades cardiovasculares

Se encontró que la contaminación del aire afectaba el desarrollo neurológico de un niño, lo que causaba puntuaciones más bajas en los exámenes y dificultades con el desarrollo mental y motor. También se descubrió que aumentaba el riesgo de cáncer y otras enfermedades crónicas en el futuro como las enfermedades cardiovasculares.

Además de afectar al desarrollo neurológico y la capacidad cognitiva, una contaminación del aire aumenta por encima de los niveles de seguridad puede desencadenar asma, cáncer infantil y aumentar el riesgo de contraer enfermedades crónicas, como las cardiovasculares. Debido a que los niños se encuentran en una etapa clave de desarrollo y porque respiran más rápidamente que los adultos y están más cerca del suelo, son particularmente vulnerables a estas pequeñas partículas.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.