Por primera vez se observa el movimiento de la materia cerca de un agujero negro

ESO/Gravity Consortium/L. Calçada

Gracias al telescopio VLT, astrónomos pudieron realizar la observación más detallada hasta la fecha del movimiento orbital de gas caliente cerca de un agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea. El artículo fue publicado en la revista Astronomy & Astrophysics. El trabajo fue descrito brevemente en el sitio web del Observatorio Europeo del Sur.

En la región central de la Vía Láctea, a una distancia de 26.000 años luz del Sol, se encuentra una fuente de radio compacta llamada Sagittarius A *, la cual presumiblemente, es un agujero negro supermasivo con 4,2 millones de masas solares. Se cree que la radiación no térmica de Sagittarius A * se genera cuando los electrones relativistas se mueven en un disco de acreción magnetizado caliente que rodea un agujero negro, con un diámetro de unos diez minutos luz, y en la región más allá de la órbita circular más estable (ISCO) alrededor de un agujero negro supermasivo, donde la materia no puede alejarse de un agujero negro e inevitablemente cae más allá del horizonte de eventos.

El estudio de esta área cerca de un agujero negro, donde se llevan a cabo procesos de acreción relativista, proporciona información importante sobre estos objetos misteriosos y los procesos físicos asociados con ellos.

Observando el movimiento de unas "manchas calientes" 

La tarea para los astrónomos de GRAVITY fue observar el movimiento orbital de "manchas calientes" de un gas relativista en la zona más interna de acreción alrededor de un agujero negro. Para las observaciones, se utilizó el receptor GRAVITY, que recoge la luz simultáneamente de cuatro telescopios del complejo VLT en Chile.

Los científicos lograron registrar tres destellos brillantes (22 de julio, 28 de julio y 27 de mayo de 2018) cerca del agujero negro. Las siguientes comparaciones de los parámetros de estas ráfagas con modelos de computadora mostraron que se parecen a "manchas calientes" formadas debido a las perturbaciones magnéticas en el gas caliente que se mueve en una órbita circular cerca de un agujero negro supermasivo.

“Es asombroso cuando ves en la realidad cómo la materia gira alrededor de un agujero negro supermasivo a una velocidad del 30% de la luz. La fantástica sensibilidad del receptor GRAVITY nos permitió observar el proceso de acreción en tiempo real con detalles sin precedentes", dijo Oliver Pfuhl, un científico del Instituto Max Planck para Física Extraterrestre, y uno de los coautores del trabajo.

En mayo, astrónomos vieron lo que creen es el agujero negro de mayor crecimiento nunca antes visto en el Universo, y además está vorazmente hambriento — se traga el equivalente a la masa de nuestro sol cada dos días. La información fue reseñada en un comunicado de la Universidad Nacional Australiana (ANU), y la investigación sobre el objeto estelar será publicada en Publications of the Astronomical Society of Australia (PASA). En tanto, puedes verla en la web de trabajos pre-publicados ArXiv.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.