El complejo plan de NASA para hacer combustible de cohetes en base a "suelo" marciano [VIDEO]

NASA

A diferencia de otros proyectos para viajar a Marte como el de Mars One o el de Elon Musk, NASA planea regresar a sus astronautas. Sin embargo, para poder traerlos de vuelta a casa, la agencia espacial se enfrenta al problema de no llevar suficiente combustible. Por cada kilo que se quiera enviar al planeta rojo, se necesita 225 kgs de combustible.

Para solucionar este problema, un equipo especial de NASA liderado por el ingeniero Kurt Leucht está trabajando en un proyecto bastante ambicioso: construir un sistema que pueda extraer recursos del regolito marciano (cuando se habla de cuerpos celestes en vez de usar la palabra “suelo” se usa “regolito”).

Un complejo sistema 

El nombre del sistema es ISRU (utilización de recursos in situ) y según escribe el propio Leucht en IEEE Spectrum, se trata de “fabricar recursos con polvo”. La idea base es que ISRU extraiga agua del regolito marciano y luego use electrólisis para convertirla en hidrógeno y oxígeno. Posteriormente el sistema combinará el hidrógeno con el carbono de la atmósfera del Planeta Rojo para producir metano, el cual puede funcionar como combustible para cohetes.

La tarea del excavado será realizada por un robot minero autónomo llamado RASSOR (robot avanzado de operaciones sobre superficies de regolito), el cual está diseñado para cavar en condiciones de poca gravedad con la ayuda de unas pequeñas palas en los tambores.

RASSOR luego transportará el fino polvo marciano hacia una instalación de procesamiento donde un horno separará el agua del regolito. Mientras que el polvo será regresado a la superficie para poder ser utilizado como material de construcción, el agua será purificada para poder ser bebida o usada como base para fabricar combustible.


Pruebas en tierra de RASSOR
NASA

“Al dividir las moléculas de H2O con un electrolizador en moléculas de gas de hidrógeno (H2) y moléculas de oxígeno (O2), y luego comprimir y licuar ambos gases por separado, podemos sintetizar el combustible y el oxidante que se usan más comúnmente en los motores de cohetes de combustible líquidos”, escribe Leucht.   

Posteriormente, NASA convertirá el hidrógeno en un tipo de combustible que es mucho más fácil de almacenar: el metano (CH4). El carbono faltante será extraído de la atmosfera marciana gracias a un congelador de dióxido de carbono.

La intención es enviar estos equipos con anticipación, de manera que cuando lleguen los primeros humanos, tanto el agua como el combustible estén listos. "Esta tecnología un día permitirá a los humanos vivir y trabajar en Marte", escribió el ingeniero, "y volver a la Tierra para contar la historia", finalizó.

Por ahora, lo que podemos ir haciendo es intentar entender cada vez más a nuestro gélido vecino. Recientemente, un estudio publicado en Nature Geosciences, reportó que el agua salada que se encuentra debajo de la superficie de Marte podría contener suficiente oxígeno (O2) para la vida (lo cual no quiere decir que se confirme la existencia de vida)


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.