No todo es malo: la capa de ozono se recuperará completamente en 2060

OMM

La capa de ozono de la Tierra se ha estado recuperando a una velocidad de un 1%-3% por década desde el año 2000, gracias al Protocolo de Montreal, que prohíbe la producción de compuestos que la destruyen. A este ritmo, la capa se recuperará completamente en el hemisferio norte en 2030 y en todo el planeta en 2060. Estos hallazgos fueron anunciados por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en una reunión de los firmantes del protocolo.

El agotamiento de la capa de ozono, descubierto por primera vez a fines de la década de 1970, se había detenido a principios de este siglo. Recientemente los científicos han podido demostrar que una de las razones es la reducción de las emisiones dañinas para la capa de ozono después de la entrada en vigor del Protocolo de Montreal.

En tan solo unas décadas 

La OMM informó sobre los éxitos logrados en la restauración de la capa de ozono en una sesión en la capital de Ecuador, Quito. Según los científicos, desde el año 2000, la capa de ozono fuera de las regiones polares se ha estado recuperando en un 1%-3% por década. Si esta velocidad continúa, en el hemisferio norte y en las latitudes medias, la capa de ozono se recuperará completamente en 2030 a los niveles de 1980, en el hemisferio sur se restablecerá en 2050 y en las regiones polares en 2060.

Además, el informe evaluó la posible contribución del Protocolo de Montreal a la lucha contra el cambio climático: una enmienda al protocolo que restringe la producción de hidrofluorocarburos (HFC) que resultaron ser potentes gases de efecto invernadero, entrará en vigor el 1 de enero de 2019. Según sus estimaciones, esta enmienda, con la máxima participación de los países (ahora hay 58), evitará que la temperatura media global aumente en 0,4 grados centígrados.

Pese a las restricciones del Protocolo de Montreal, hace unos meses se emitió un informe de que una sustancia química prohibida que destruye la capa de ozono estaba siendo liberada en algún lugar de Asia. Luego, un equipo internacional de investigadores afirmó haber descubierto el origen de las emisiones. Los resultados han sido publicados en Environmental Science & Technology.


María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.