Descubierta una estrella tan antigua que podría estar hecha enteramente de elementos del Big Bang

The Astrophysical Journal

Una pequeña pero vetusta estrella, de aproximadamente 13,5 mil millones de años, encontrada por astrónomos de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.), podría ser una de las estrellas más antiguas del universo, un cuerpo casi enteramente hecho de materiales arrojados desde el Big Bang.

La estrella es inusual porque, a diferencia de otras con un contenido de metal muy bajo, es parte del "disco delgado" de la Vía Láctea, la parte de la galaxia en la que reside nuestro sol. El hallazgo supone, según los datos publicados en The Astrophysical Journal, probablemente haya más estrellas con muy poca masa y muy poco contenido de metales, tal vez incluso algunas de las primeras estrellas del universo.

La ubicación de la nueva estrella, llamada 2MASS J18082002-5104378 B, indica que nuestro vecindario galáctico podría ser al menos 3 mil millones de años más viejo de lo que se pensaba. "Esta estrella es tal vez una de cada 10 millones", explica el autor principal, Kevin Schlaufman, profesor asistente de física y astronomía de la universidad estadounidense: "Nos dice algo muy importante sobre las primeras generaciones de estrellas".

Las primeras estrellas del universo después del Big Bang habrían consistido enteramente en elementos como el hidrógeno, el helio y pequeñas cantidades de litio. Esas estrellas produjeron elementos más pesados que el helio en sus núcleos y sembraron el universo con ellas cuando explotaron como supernovas.

Metalización de las estrellas

La siguiente generación de estrellas se formó a partir de nubes de material atado con esos metales, incorporándolos en su composición. El contenido de metal, o metalicidad, de las estrellas en el universo aumentó a medida que el ciclo de nacimiento y muerte de las estrellas continuó.

La estrella es parte de un sistema de dos estrellas que orbita alrededor de un punto común. La existencia de la compañera más pequeña resultó ser el gran descubrimiento: su metalización es comparable al contenido de elementos pesados de el planeta Mercurio, mientrtas que el Sol está tiene un contenido de elementos pesados igual a 14 Júpiter, lo que la empuja al fondo del árbol genealógico de las estrellas. 

Estrellas pequeñas y longevas

En los últimos años de la década de 1990, los investigadores creían que solo las estrellas masivas podrían haberse formado en las primeras etapas del universo, y que nunca podrían observarse porque se queman su combustible y mueren tan rápidamente.

Pero, a medida que las simulaciones astronómicas se hacían más sofisticadas, comenzaron a insinuar que en ciertas situaciones, una estrella de este período con una masa particularmente baja podría existir, incluso más de 13 mil millones de años desde el Big Bang. A diferencia de las estrellas grandes, las de poca masa pueden vivir tiempos extremadamente largos. Se cree que las estrellas enanas rojas, por ejemplo, con una fracción de la masa del sol, viven hasta trillones de años.

El descubrimiento de esta nueva estrella ultra pobre en metales abre la posibilidad de observar estrellas aún más antiguas. "Si nuestra conclusión es correcta, entonces pueden existir estrellas de poca masa que tienen una composición exclusivamente del resultado del Big Bang. Aunque aún no hemos encontrado un objeto como ese en nuestra galaxia, puede existir", concluye Schlaufman.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.