El trastorno de ansiedad afecta el metabolismo de los perros

Senior Airman Kayla Newman

Los científicos han descubierto que el metabolismo de los perros que sufren de un trastorno de ansiedad cambia: su sangre presenta una mayor cantidad de glutamina que los perros sanos. Pero los investigadores aún no saben si son el resultado del estrés o, por el contrario, la glutamina provoca ansiedad, según un artículo publicado en Scientific Reports.

Se entiende que el término "trastorno de ansiedad" significa toda una gama de trastornos provocados por el estrés prolongado. En los seres humanos, esta enfermedad puede ir acompañada de miedo constante, insomnio, depresión, hipocondría, algunos también tienen reacciones fisiológicas, como dolor en el área del corazón. A los perros domésticos también se les puede atribuir trastornos similares que se manifiesta en una reacción atípica a extraños, lugares nuevos, sonidos fuertes. La ansiedad en los perros afecta la calidad de vida de sus dueños.

Hasta ahora, la complejidad de las interacciones de varios factores que causan ansiedad en los perros, no revelaba los mecanismos moleculares asociados con él. Vale destacar que la elucidación de los mecanismos moleculares de la ansiedad en los perros puede ser importante para la medicina humana ya que muchas personas padecen trastornos de ansiedad y muchos procesos metabólicos en perros y humanos son similares.

Jenni Puurunen de la Universidad de Helsinki (Finlandia) y sus colegas decidieron abordar el problema de la ansiedad en los perros desde el enfoque de la metabolómica. Ellos investigaron el contenido en el plasma sanguíneo de varias moléculas pequeñas involucradas en el metabolismo. Para el estudio seleccionaron 41 perros y los dividieron en dos grupos. En el grupo de control que incluyó a 22 perros, los animales no estaban ansiosos, es decir, sus dueños pusieron cero en todos los puntos del cuestionario, donde tuvieron que evaluar cuánto le temen sus mascotas a los extraños, a los lugares nuevos, a las situaciones y a los sonidos fuertes. Según los propietarios, sus mascotas a menudo (del 40% a 100% de los casos) se asustaban cuando veían extraños y ante nuevas situaciones. Se tomaron muestras de sangre de los perros. Luego, los científicos analizaron los metabolitos mediante espectrometría de masas y cromatografía líquida.

Estrés prolongado

Resultó que los perros asustadizos y ordinarios son notablemente diferentes en el nivel del metabolismo. Las diferencias son especialmente pronunciadas en el caso de la glutamina, cuya concentración se incrementa notablemente en la sangre de los perros ansiosos. La glutamina está asociada con el metabolismo del glutamato, el principal neurotransmisor excitador del cerebro.

Sin embargo, no queda claro si un aumento en las concentraciones de glutamina es una consecuencia del estrés psicológico prolongado que experimentan los animales, o si por el contrario la glutamina es la que provoca temor y ansiedad. Como señalan los autores del artículo, se necesita más investigación para responder a esta pregunta.

Por otro lado, ingenieros japoneses han desarrollado un chaleco con cámara y láseres que se puede ser usado para controlar a distancia a un perro. Gracias a los puntos de láser en el piso, el operador obliga al perro a moverse en la dirección correcta, y la imagen de la cámara puede usarse para estudiar el espacio circundante, dicen los desarrolladores en un artículo presentado en la conferencia CBS 2018. 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.