El krill antártico demostró ser resistente a la acidificación del océano

NOAA

El krill es una especie importante para el ecosistema antártico y su vulnerabilidad al cambio climático podría poner en riesgo toda la cadena alimenticia. Afortunadamente, de acuerdo a un estudio publicado en la revista Communications Biology, este pequeño crustáceo ha demostrado ser resistente a un aumento de la acidez del agua.

El krill antártico (Euphausia superba) es un eslabón clave en las cadenas alimentarias antárticas y una especie comercial valiosa, por lo que cualquier fluctuación grave en su número tendrá un gran impacto en las poblaciones de aves marinas, peces, pingüinos, pinnípedos y otras especies de animales antárticos.

No es tan vulnerable como se había pensado 

Como señalan los autores del nuevo estudio, trabajos anteriores han demostrado que, en algunas etapas del ciclo de vida del kril, este puede ser vulnerable al aumento de la acidez del agua de mar. La acidificación es uno de los efectos previstos a causa del aumento de las concentraciones de CO2 en la atmósfera de la Tierra debido a la actividad humana.

Jess Ericson, estudiante de posgrado de la Universidad de Tasmania, y su equipo colocaron kril adulto en agua de mar a diferentes niveles de pH, desde los niveles actuales hasta los que se prevé encontrar a finales de siglo (menos 0,3-0,5 unidades de pH). Además, también probaron los niveles más extremos predichos hasta el año 2300 (menos 0,77 unidades de pH). Los científicos mantuvieron los kril durante 46 semanas, evaluando la supervivencia, el tamaño, el peso y otros parámetros fisiológicos, el éxito reproductivo y el metabolismo animal.

"Nuestros resultados mostraron que sus procesos fisiológicos no se vieron afectados en gran medida por los niveles de pH que se esperan durante el próximo siglo”, dijo Ericsson. "El kril adulto que monitoreamos fue capaz de mantener activamente el equilibrio ácido-base de sus fluidos corporales a medida que los niveles de pH del agua de mar disminuían, lo que aumentaba su resistencia a la acidificación del océano".

Los autores del estudio señalan que sus resultados no contradicen la evidencia de que la acidificación de los océanos puede afectar las primeras etapas de la vida del kril. Además, según ellos, es necesario evaluar la respuesta de los animales a los cambios complejos en el medio ambiente, por ejemplo, a un aumento simultáneo de la temperatura del agua y una disminución en el área del hielo marino.

En agosto de este año, otro grupo de científicos sudafricanos logró filmar el preciso momento en el que un krill de langosta pelea por su vida antes de ser devorado por un pingüino.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.