El calentamiento global disminuye la calidad del esperma

PxHere

El cambio climático podría representar una amenaza para la fertilidad masculina, según una nueva investigación de la Universidad de East Anglia (Reino Unido). Los nuevos hallazgos publicados hoy en la revista Nature Communications revelan que las olas de calor dañan los espermatozoides en los insectos, y que esto tiene impactos negativos para la fertilidad a través de las generaciones.

En El cuento de la criada, la novela distópica de Margaret Atwood que ha recobrado fama por la adaptación de HBO, los problemas medioambientales acaban casi por completo con la fertilidad, y solo un puñado de mujeres, que acaban esclavizadas, son capaces de concebir. Y aunque aún la realidad no supera la ficción, lo cierto es que los problemas para tener hijos son cada vez más frecuentes. Y en las casi 48 millones de parejas en todo el mundo que intentan quedarse embarazados y no pueden la infertilidad es, principalmente, masculina. Para el líder del equipo, Matt Gage, "la biodiversidad está sufriendo debido al cambio climático, pero las causas y sensibilidades específicas son difíciles de precisar". 

Una atmósfera más cálida será más volátil y peligrosa, con eventos extremos como las olas de calor cada vez más frecuentes, intensas y generalizadas. La infertilidad masculina durante las olas de calor podría ayudar a explicar por qué el cambio climático está teniendo tanto impacto en las poblaciones de especies, incluidas las extinciones relacionadas con el clima en los últimos años, afirman los científicos.

Tribolium castaneum. /Universidad de East Anglia

El estudio se centró en el escarabajo rojo de la harina (Tribolium castaneum) para explorar los efectos de las olas de calor simuladas en la reproducción masculina. Los insectos fueron expuestos a condiciones de control estándar o temperaturas de onda de calor de cinco días, que sobrepasaban de 5°C a 7°C su óptimo térmico.

La mitad de la descendencia

Varios experimentos evaluaron el daño potencial al éxito reproductivo, la función del esperma y la calidad de la descendencia. El equipo descubrió que las olas de calor reducían a la mitad la cantidad de descendientes que los machos podían producir, y una segunda ola de calor casi esterilizaba a los machos. Después, los machos redujeron la producción de espermatozoides en tres cuartas partes, y el esperma producido tenía muchas probabilidades de morir antes de la fertilización.

Las hembras, por el contrario, no se vieron afectadas por las condiciones de las olas de calor. Sin embargo, la reproducción femenina se vio afectada indirectamente porque los experimentos demostraron que las olas de calor dañaron el esperma inseminado dentro de los tractos reproductivos femeninos.

Otra investigación publicada el año pasado sugiere que, además del aumento de las temperaturas, ciertas partículas de aire de menos de 2.5 micras de tamaño están afectando el desarrollo de esperma humano, que aunque parezca un cambio insignificante, puede determinar la posible concepción de un niño.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​ 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.