Un gigantesco cráter de meteorito acaba de ser descubierto bajo el hielo de Groenlandia

Museo de Historia Natural de Dinamarca

Un equipo internacional de científicos ha descubierto un cráter de meteorito de unos 31 kilómetros de ancho en el norte de Groenlandia. Esta es la primera vez que se encuentra un cráter debajo de una capa de hielo continental. El artículo ha sido publicado en la revista Science Advances.

El cráter bajo una capa de casi un kilómetro de hielo es más grande que París y los científicos creen que se formó cuando un meteorito de hierro con un diámetro de uno a un kilómetro y medio impactó contra la superficie del planeta. El cráter de unos 300 metros de profundidad fue descubierto en julio de 2015 bajo el glaciar Hiawat mientras se analizaba datos de observaciones aéreas recopiladas por la misión IceBridge, dirigida por la NASA, y datos de los satélites estadounidenses Terra y Aqua.


Topografía del cráter y del área a su alrededor.
Centro Espacial Goddard / Museo de Historia Natural Greenbelt de Dinamarca / Laboratorio de Ciencias Cryospheric / NASA

Durante los siguientes tres años, los científicos estudiaron la naturaleza del cráter y confirmaron la hipótesis de que se originó con el impacto de un meteorito. La evidencia clave fue la detección de arena de cuarzo en los sedimentos que el agua derretida fluía fuera del cráter: según los científicos, tenía signos de impacto de meteoritos. Además, en los sedimentos hubo una mayor concentración de níquel, cobalto, cromo y oro.

“El cráter está sorprendentemente bien conservado, a pesar de que el glaciar es un motor de erosión muy eficiente que eliminaría rápidamente todas las señales de un meteorito”, dijo el coautor Kurt Kjær, del Museo Danés de Historia Natural. “Esto significa que, desde un punto de vista geológico, el cráter es bastante joven: aún no ha podido establecer su edad directamente, pero su condición indica que se formó después de que Groenlandia comenzara a cubrirse de hielo”, agregó.

Luego Kjær añadió que el cráter no debe ser mayor a 3 millones de años. “Incluso posiblemente se formó hace solo 12,000 años”, dijo en el comunicado publicado por el servicio de prensa de la Universidad de Copenhague.

En el futuro, los científicos planean determinar con mayor precisión la edad del cráter, incluida la evaluación del impacto en el clima de la Tierra del meteorito que lo formó. De acuerdo al tamaño estimado del meteorito, tal impacto podría haber sido significativo al menos para el hemisferio norte.

Esta no es la única huella de un impacto de meteorito encontrado en uno de los polos. A finales del 2016, un grupo de investigadores holandeses encontró un cráter inmenso en la Antártida y puede significar malas noticias.  

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.