Llega el fin del kilogramo tal y como lo conocíamos (pero tú seguirás pesando lo mismo)

PxHere

Hace 130 años se estableció el kilogramo tal como lo conocemos. Pero ha llegado el momento de una nueva definición, mucho más precisa que cualquiera anterior. El 16 de noviembre, en la Conferencia General sobre Pesos y Medidas (CGPM) en Versalles (Francia) se votará para hacer el cambio oficialmente.

De las siete unidades base del Sistema Internacional de Unidades (SI), cuatro no se basan actualmente en las constantes de la física: el amperio (corriente), el kelvin (temperatura), el mole (cantidad de sustancia) y el kilogramo (masa). Por ejemplo, un metro está determinado por la distancia que la luz viaja en un vacío en 1/299792458 de un segundo. Un segundo está determinado por el tiempo que tarda un átomo de cesio en oscilar 9.192.631.770 veces.

El kilogramo es la única unidad base en el SI aún definida por un objeto físico. Se define por el Prototipo Internacional del Kilograma (IPK): un 90% de platino y un 10% de iridio realizado en 1889 que se guarda en una bóveda especial en la sede de BIPM. Hay copias del IPK en varios lugares del mundo, que se utilizan como estándares nacionales y, en ocasiones, se envían a Francia para compararlas con el prototipo. 

Alejándose de la constante

Pero se ha observado que la masa de estas copias se está alejando de la del IPK encerrado en la bóveda. No está claro si las copias estaban perdiendo masa o si el IPK la estaba ganando, pero la precisión se ve comprometida en ambos casos. Así que durante los últimos años, los metrólogos han estado hablando sobre la necesidad de un nuevo estándar. Ahora, finalmente están listos para redefinir el kilogramo según la constante de Planck, la proporción de energía y frecuencia de un fotón, medida en su valor más preciso hasta el año pasado. "La idea", según explicó a ScienceAlert el Director Emérito de la Oficina Internacional de Pesas y Medidas (BIPM), Terry Quinn, "es que al tener todas las unidades basadas en las constantes de la física, son, por definición, estables e inalterables en el futuro, y universalmente accesible en todas partes ".

La nueva magnitud de un kilogramo se el kilogramo se definirá indirectamente por la constante de Planck para que sea exactamente igual a 6.626 069 × 1034. El nuevo concepto incluye una herramienta llamada balanza de Kibble, un equipo muy complejo que primero mide la cantidad de corriente eléctrica necesaria para crear una fuerza electromagnética que es igual a una fuerza que actúa sobre una masa determinada.

Eso no supondrá ninguna diferencia perceptible en el día a día: el nuevo kilogramo contendrá exactamente el mismo número de manzanas que antes, pero habrá una diferencia para los metrólogos en particular y para los científicos en general. En cuanto al IPK,, la pequeña pieza de metal que ha sido tan importante durante tantos años se mantendrá en las mismas condiciones que siempre ha estado, bajo dos campanas de campana en una bóveda con clima controlado.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.