Herramientas encontradas en China podrían reescribir lo que sabíamos sobre nuestros antepasados

Bo Li et al / Nature

Una gran cantidad de herramientas de piedra encontradas en China acaban de abrir una gran brecha en el registro arqueológico y están desafiando nuestra comprensión de cómo nuestra especie y sus antepasados se extendieron por todo el mundo. Los resultados han sido publicados en Nature.

Hace aproximadamente 3 millones de años, nuestros predecesores homininos comenzaron a fabricar herramientas de piedra. Conforme fue pasando el tiempo, estas herramientas se fueron volviendo más complejas y hace aproximadamente 300 mil años, un nuevo estilo más sofisticado llamado “método Levallois” comenzó a aparecer en África y Eurasia occidental.

Una revolución tecnológica

El método Levallois consiste en trabajar la misma piedra y obtener lascas o láminas para ser utilizadas como herramientas. Esta nueva técnica, que permitía planear y hacer varias herramientas a partir de una sola piedra, contrasta con la anterior que consistía en trabajar la piedra hasta conseguir una sola herramienta.  

Hasta hace poco, parecía que el uso de esta nueva técnica (una revolución tecnológica para la época) no se había extendido hacia el este hasta mucho más tarde, hace unos 40,000 años, pero esa idea ahora está siendo cuestionada. Bo Li en la Universidad de Wollongong, Australia, y sus colegas acaban de confirmar que las herramientas de piedra de estilo Levallois recuperadas de la cueva de Guanyindong en el sur de China tienen entre 160,000 y 170,000 años.

Como se recuerda, los investigadores encontraron herramientas de piedra fabricadas con el método Levallois, algunas de las cuales tenían 385,000 años, en un sitio llamado Attirampakkam en India. Claramente, los homíninos en Eurasia central y oriental comenzaron a hacer las herramientas Levallois mucho antes de lo que pensábamos.

¿Nosotros o alguna especie desconocida?

De momento es difícil saber quién fabricó esas herramientas, dice Michael Petraglia, del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia de la Humanidad en Alemania, que no participó en ninguno de los estudios. No se han encontrado fósiles humanos en ninguno de los sitios.

En África, las herramientas de Levallois están asociadas con nuestra especie, mientras que en Europa fueron los neandertales quienes las fabricaron. Petraglia dice que cualquiera de las especies podría en principio haberse mudado al este a China, llevándose la ténica consigo. Pero también es posible que las herramientas hubieran pertenecido a otro antiguo humano (como los Denisovanos).

Sin embargo, si fuera nuestra especie, significaría que los sapiens llegaron a China mucho antes de lo que pensábamos. Los hallazgos recientes han retrasado el récord de H. sapiens en China a cerca de 120,000 años, pero existirían 50,000 años de diferencia con las herramientas en la cueva de Guanyindong.

Li dice que los arqueólogos necesitan con urgencia encontrar más fósiles humanos en China, idealmente algunos conservados lo suficientemente bien como para producir ADN antiguo. "Esperamos que nuestro estudio estimule una nueva ola de estudios arqueológicos", finaliza.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.