Este sistema de termitas de Brasil tiene 3.800 años y es visible desde el espacio

Colinas llenas de termitas en bosques en el noreste de Brasil. El más antiguo de ellos tenía 3.800 años. /Roy Funch

Biólogos han descrito unas colinas llenas de termitas Syntermes dirus, algunas de las cuales fueron creadas hace 3.800 años, y que aún están parcialmente habitadas, según Current Biology. Los nidos de hasta 4 metros de altura se encuentran en Brasil y, según los investigadores, ocupan un área de unos 230.000 kilómetros cuadrados.

Biólogos brasileños, británicos y estadounidenses, bajo el liderazgo de Stephen Martin, de la Universidad de Salford (Reino Unido), estudiaron las colinas desde el suelo lleno de termitas. Su altura oscila entre 2,5  y 4 metros, y el diámetro es de unos 9 metros. Según los investigadores, las colinas, como tales, no son nidos. Los insectos cavaron un enorme sistema de túneles y, como resultado de la actividad, arrojaron a la superficie unos 10 kilómetros cúbicos de tierra, el equivalente a unas 4.000 pirámides en Giza. De ahí salieron unos 200 millones de cerros. Dada la distribución de los montículos, los científicos calcularon el área que ocupan. Resultó alrededor de 230.000 kilómetros cuadrados. Según los investigadores, este es el mayor ecosistema conocido creado por insectos de la misma especie. Vale la pena señalar que los túmulos son visibles incluso desde el espacio, algunos de ellos fueron identificados por imágenes satelitales.

El área ocupada por las colinas. El naranja muestra el área visitada por los investigadores. Los triángulos naranjas son montículos, cuya presencia fue confirmada por observaciones en el suelo, los triángulos negros son cerros visibles en imágenes de satélite. Al lado, para comparación, el Reino Unido. /S.Martin et al. / Current Biology, 2018

Los investigadores seleccionaron muestras de suelo del medio de 11 colinas y determinaron su edad utilizando la datación óptica. Resultó que las colinas se formaron hace de 690 a 3.820 años. Los investigadores estudiaron cientos de colinas que fueron parcialmente destruidas durante la construcción de una carretera, y descubrieron que no tenían ninguna estructura, eran solo montones amorfos de tierra. En los nuevos montículos hay un túnel central con un diámetro de unos 10 centímetros, que desciende bajo el suelo y se cruza con una extensa red de túneles subterráneos y galerías estrechas, en las que se conservan restos de hojas y larvas. Los investigadores aún no han encontrado una habitación en la que se encuentre la reina.

Las termitas mantienen los túneles cerrados, por lo que los investigadores excluyeron la versión de que las usan para la ventilación. Por la noche, grupos de 10 a 50 trabajadores y soldados de termitas van en busca de comida a través de los pequeños túneles temporales que crean desde debajo del suelo. Después de su uso, los insectos sellan estos túneles. Los investigadores también crearon un "mapa de feromonas", la distribución espacial de hidrocarburos producida por las termitas, y encontraron que los túneles permiten a las termitas ahorrar tiempo al moverse de una colonia a una de las colinas vacías. Aparentemente, una extensa red de túneles le permite obtener alimentos de manera segura en lugares aleatorios y no en lugares constantes.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.