Como Cambridge Analytica, pero legal: los partidos españoles podrán rastrear datos de usuarios para uso electoral

Pexels

La nueva ley de Protección de Datos de España permitirá que los partidos políticos rastreen los datos personales y opiniones políticas de los usuarios de las redes sociales sin necesidad de consentimiento. Con ello, se pretende hacer perfiles ideológicos y personalizar la propaganda en campaña electoral. El proyecto de ley de Protección de Datos y Garantías de Derechos Digitales, aprobado por unanimidad la semana pasada por la comisión de Justicia del Senado, modificará la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, y el cambio autoriza a los partidos, pero estas prácticas serán ilegales para el resto de colectivos, informa EFE.

El nuevo artículo incluido a raíz de una enmienda presentada por el PSOE, aunque ha sido respaldada por todos los grupos, permite a los partidos políticos, coaliciones y agrupaciones electorales utilizar datos personales obtenidos en páginas web y otras fuentes de acceso público para la realización de actividades políticas durante el período electoral.

A partir de ahora, no se considerarán como actividad o comunicación comercial ni el envío de propaganda electoral por medios electrónicos o sistemas de mensajería ni la contratación de propaganda electoral en redes sociales o medios equivalentes.

¿Otro Cambridge Analytica?

Aunque, según los expertos, lo que se pretendía con la enmienda era evitar nuevos casos de usos ilícitos de información personal para fines electorales como ocurrió con el escándalo de Cambridge Analytica (vinculada a la campaña que dio la victoria en Estados Unidos a Donald Trump), el escenario resultante podría ser aún más grave: según el abogado experto en Derecho Digital Borja Adsuara, en lo relativo al posible uso indiscriminado de datos personales para fines electorales esta situación “es mucho peor” que la planteada por Cambridge Analytica.

"Esto significa que se está autorizando, por Ley, que los partidos políticos puedan recopilar datos personales y relativos a las opiniones políticas de las personas, para usarlos en el marco de sus actividades electorales, amparándose para ello en un supuesto interés público", explica el experto en este artículo de La Información.

Se podrán obtener dichos datos personales y opiniones políticas en páginas web y otras fuentes de acceso público (redes sociales) y utilizarlos para enviar propaganda electoral por correo electrónico, mensajería instantánea y anuncios personalizados en redes sociales o medios equivalentes; una estrategia bastante similar a la deCambridge Analytica con los datos que obtenían de los usuarios de Facebook, sin su consentimiento. "Pero en este caso no sería ilícito, porque, a falta del consentimiento de los usuarios, esta Ley les concede a los partidos políticos una autorización legal", apunta Adsuara. 

Esta iniciativa regulará también las obligaciones sobre tratamiento de datos personales en procedimientos transfronterizos y establece garantías para la investigación biomédica más allá de la protección personal, y mantiene en 14 años la edad mínima de consentimiento de los menores en España para el uso de sus datos personales por parte de terceros. Pero además, incorpora una carta de derechos digitales en donde se incluyen entre otros, la desconexión virtual laboral o el testamento digital.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.