La pseudociencia llega al parlamento peruano: congresista presenta proyecto de ley para investigar “momia humanoide”

Captura de Pantalla / Gaia / N+1

A pesar de las reiteradas denuncias por parte de la comunidad científica internacional, el legislador peruano Armando Villanueva, terminó dándole cabida a un ufólogo, quien presentó en el propio congreso del país andino una investigación carente de la adecuada rigurosidad científica sobre una supuesta “momia humanoide”.

Tal y como lo habíamos informado anteriormente, el cuestionado periodista y ufólogo mexicano Jaime Maussan viajó al Perú para “presentar los resultados” de su “investigación” sobre una supuesta momia humanoide encontrada en Nazca, una región sur de Lima, Perú. Este caso, viene siendo impulsado por Maussan desde el año 2017.


Parlamentario Villanueva Mercado, de la bancada de Acción Popular. 

 

Acompañando a Maussan asistieron el francés Thierry Jamin (quién carece de formación científica y ha sido denunciado anteriormente por querer excavar en Machu Picchu), el médico radiólogo peruano, Raymundo Salas Alfaro, la genético forense colombo-suiza Clara Inés Martinez (quién tiene un canal de YouTube en donde, entre otras cosas, afirma que los destacados físicos Stephen Hawkings y Brian Cox confirmaron la presencia de fantasmas) y demás personas con credenciales científicas pero con afirmaciones estrambóticas.

Durante la extensa presentación de casi 5 horas, los supuestos especialistas que acompañaron a Maussan afirmaron cosas como que una de las momias tenía 5 falanges al final de cada extremidad (como veremos más adelante, esto no tiene ningún sentido). Así mismo aseguraron que el ADN encontrado en las muestras “no era humano”, y que las otras momias más pequeñas “tenían forma de reptiles” y que “se reproducían mediante huevos”.

Argumentos ya conocidos

El argumento de que las momias tenían tres dedos, ya ha sido desmentido en varias ocasiones por miembros de la comunidad científica peruana. Primero porque es obvio que tanto las manos como los pies han sido mutilados en su primer y último dedo; y segundo porque tales miembros, de haber sido reales, no tendrían ningún sentido evolutivo.  


Paso a paso: de una mano normal a una mano “alienígena”
Composición Salas-Gismondi
 

“Al recortar la piel y tejido blando de los pies entre cada dedo, se obtienen dedos individuales extremadamente largos y un pie funcionalmente inútil y sin sentido evolutivo”, explicó el año pasado el Dr. Rodolfo Salas-Gismondi Investigador Asociado, Division of Paleontology, American Museum of Natural History, NY (EE.UU.)

“Inútil porque este pie carece del dedo I, el de mayor tamaño en los humanos y que proporciona el impulso para caminar. Sin este dedo y con el resto de la anatomía igual a la de un humano, este ser no habría podido caminar”, dijo Salas-Gismondi. “Sin sentido evolutivo porque la adquisición de tres dedos habría producido cambios anatómicos en las manos, brazos, piernas y pies del individuo. Ninguno de estos cambios evolutivos ocurrió en este individuo”, añadió.

Por otro lado, debido a que las momias no han sido protegidas adecuadamente, el riesgo de contaminación es alto. Por eso no es de sorprender que las muestras de ADN presentadas por la Dra. Martinez muestren parcialmente material genético no humano. Esto sin contar, la credibilidad que puede tener alguien que utiliza la oscura jerga científica para decir cosas como que el corazón humano posee una mente cuántica.

A este hecho se le suma que ninguna de las supuestas investigaciones presentadas en el congreso peruano ha sido presentada en alguna revista especializada, ni ha sido revisada por pares. Estos son dos pasos necesarios que científico debe seguir, si desea que su trabajo sea tomado en serio.

El método científico y el pensamiento crítico 

Esta justamente parece ser la razón por la cual un personaje tan controvertido por sus fraudes como el periodista Maussan haya llegado hasta el parlamento de una nación. Cuando N+1 se comunicó con el parlamentario del partido Acción Popular para consultarle si es que entendía el método científico y los procesos que deben seguir las investigaciones, Villanueva admitió que no conocerlo.

“Me pide usted demasiado”, respondió el representante por la región Cusco. Así mismo, el legislador aseguró que su “intención había sido la de promover el patrimonio [peruano] y declarar de interés la investigación de las momias”.

Lo que el congresista Villanueva, aparentemente, tampoco pareció entender es que las personas inescrupulosas que lucran con la pseudociencia buscan de estos espacios legítimos para crear un halo de credibilidad alrededor de ellas mismas.

Esa parece ser la razón por la cual, ni el Ministerio de Cultura del Perú, ni el Consejo de Ciencia (Concytec) acudieron a la invitación del parlamentario. Asistir, hubiera significado legitimar tanto a un personaje tan controvertido como Maussan como a unas momias de las cuales todavía no se conoce su origen y que hasta podría implicar un delito.

Finalmente, este faux pas de un político latinoamericano pone en relieve la importancia de ser científicamente letrado. Como advirtió Carl Sagan hace más de dos décadas. “Vivimos en una sociedad que depende exquisitamente de la ciencia y la tecnología, en la que casi nadie sabe nada sobre ciencia y tecnología”. Si no se eligen autoridades con pensamiento crítico, las consecuencias podrían ser mucho más tenebrosas.   


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.