Rusia “verificará” si EE.UU. en verdad fue a la Luna

Wikimedia Commons 

A mediados de este año, un importante futbolista español hizo saber en Twitter su duda sobre la llegada del hombre a la Luna. Y aunque se ha explicado hasta el cansancio que sí ocurrió, casi sin querar un nuevo proponente de esta teoría de la conspiración llega desde las más altas esferas científico-tecnológicas de Rusia.

Dmitry Rogozin, nada más y nada menos que el jefe de la agencia espacial nacional de Rusia, Roscosmos, acaba de "demostrar sus dudas" en una reunión con el presidente de Moldavia, Igor Dodon.  

En un video publicado en el Twitter de Rogozin el sábado, se le preguntó al jefe de Roscosmos si la NASA realmente aterrizó en la Luna hace casi 50 años. En respuesta, Rogozin propone que una nueva misión rusa investigará el caso: "Hemos establecido este objetivo de volar y verificar si han estado allí o no", explicó.

No es la primera vez

Si bien todo parece indicar que Rogozin está bromeando, esta no es la primera vez que Rusia plantea dudas sobre los detalles de la misión del Apolo 11. En un artículo publicado en 2015 en el periódico ruso Izvestia, un portavoz del Comité de Investigación ruso, Vladimir Markin, solicitó una investigación internacional sobre la desaparición de imágenes de película del famoso evento de 1969, mientras consultaba el paradero de las muestras de roca lunar recopiladas por la NASA. hasta 1972.

"No estamos argumentando que no fueron [a la Luna], y simplemente hicieron una película al respecto", escribió Markin. "Pero todos estos artefactos científicos, o quizás culturales, son parte del legado de la humanidad, y su desaparición sin dejar rastro es nuestra pérdida común. Una investigación revelará lo que sucedió", añadió.

Sin embargo, el contexto de estas declaraciones da a entender otra intención. Los comentarios se hicieron después del anuncio de una investigación sobre la presunta corrupción de la FIFA, y Markin criticó a los fiscales estadounidenses por "haberse declarado a sí mismos los árbitros supremos de los asuntos internacionales de fútbol".

De todas maneras, el daño estaba hecho: todo contribuye a alimentar la distorsionada narrativa de que la NASA de alguna manera simuló el alunizaje de 1969.

Por su parte, la NASA ha sido sincera en cuanto a perder esa grabación original, y ahora su mala gestión de las cintas es parte de la falsa fábula de aterrizaje. Según la agencia espacial, el material de aterrizaje original se perdió entre 200,000 cintas de video que la NASA limpió intencionalmente para ahorrar dinero.

Para restaurar las imágenes que faltaban, la agencia espacial tuvo que recurrir a Lowry Digital, una compañía que restaura las películas antiguas de Hollywood, para reproducir las imágenes originales del video transmitido del evento. Algo que también alimentó la teoría de la conspiración. "Los conspiranoicos van a creer lo que van a creer", dijo el gerente de operaciones de Lowry Digital, Mike Inchalik, en 2009.

Inchalik tiene algo de razón en sus afirmaciones. De acuerdo a un estudio publicado en octubre del 2017, las personas que creen en las teorías de la conspiración, “ven” el mundo de otra manera.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.