Universidad suspende al científico chino que afirma haber creado los primeros bebes modificados genéticamente

Captura de pantalla de YouTube 

He Jiankui, el investigador chino que afirma haber creado los primeros bebés modificados genéticamente, ha sido suspendido sin paga de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur (SUST), en Shenzhen. El científico ahora enfrenta una investigación sobre si el experimento violó las leyes o regulaciones chinas.

La noche de ayer informamos sobre el proyecto secreto en China para producir bebes cuyos genomas habían sido modificados para hacerlos resistentes al VIH. Luego, en las siguientes horas, Jiankui publicó un video en el que afirmó que las chicas gemelas, Lulu y Nana, estaban sanas y habían nacido "hace unas semanas".

El investigador dijo que las niñas habían sido concebidas utilizando la fertilización in vitro, pero que su equipo había agregado "un poco de proteína y algo de información" a los óvulos fertilizados. Esa fue una referencia a los ingredientes de CRISPR, la tecnología de edición de genes que aparentemente empleó para eliminar un gen llamado CCR5.

Respuesta de la comunidad científica

El experimento ha generado mucha controversia porque, aunque eliminaría las enfermedades genéticas, también podría ser usada para diseñar humanos y establecer una nueva forma de eugenesia. Por eso, algunos científicos se han sorprendido y han condenado enérgicamente la noticia. 

“Es inconcebible... un experimento con seres humanos que no es moral ni éticamente defendible", dijo el Dr. Kiran Musunuru, un experto en edición genética de la Universidad de Pennsylvania y editor de una revista de genética.

Por su parte Fyodor Urnov, director asociado del Instituto Altius para Ciencias Biomédicas, Seattle (EE.UU.) revisó los papers chinos y dijo que, aunque incompletos, muestran que "este esfuerzo apunta a producir un ser humano" con genes modificados. Así mismo dijo sentirse "preocupado por el hecho de que la edición genética, una técnica poderosa y útil, se haya utilizado en un entorno donde no era necesario".  

El Dr. Eric Topol, quien dirige el Instituto de Investigación Traslacional Scripps en California dijo que era "demasiado prematuro". "Estamos tratando con las instrucciones de operación de un ser humano. Tiene mucha importancia", añadió. 

Críticas desde la propia China 

Esa misma línea de pensamiento han seguido los colegas de Jiankui. El Consejo de expertos en ética médica de la ciudad de Shenzhen dijo que comenzaría una investigación y publicó una declaración que dice que HorMoniCare "de acuerdo con nuestros hallazgos... nunca realizó los informes apropiados de acuerdo con los requisitos".

Así mismo, el ex director médico del hospital privado, Jiang Su-Qi, dijo a Southern Capital News, que no tenía ningún recuerdo de aprobar la investigación de Jiankui mientras estaba en su comité de ética.

“Estos dos niños son conejillos de indias. Pasarán por todo su proceso de maduración al no haber entendido los riesgos antes de tiempo", dijo por su parte, Liu Yan, del Centro de Investigación de Medicina Molecular de la Universidad de Pekín.

El presidente de la universidad de Jiankui convocó una reunión de emergencia de investigadores relacionados con el proyecto. "Esto no tiene nada que ver con SUST, la investigación no se realizó en SUST, y los investigadores están actualmente suspendidos sin pago", dijo el presidente de SUST, Chen Yi,. Según el departamento de biología de la escuela, la investigación "viola gravemente las normas y regulaciones éticas y académicas".

Por separado, un grupo de 122 académicos y científicos chinos emitió una declaración en la que condenaba la investigación y pedía a las autoridades que establezcan un marco legal sobre la edición de genes. "Esto representa un gran golpe para la imagen y el desarrollo de las ciencias de la vida chinas en el escenario mundial", dijeron. "Es extremadamente injusto para los muchos estudiosos honestos y sinceros, trabajar para adherirse a las prácticas morales en las ciencias".


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.