InSight ya recoge energía solar en Marte. ¿Y ahora qué pasa?

 NASA/JPL-Caltech

La misión InSight (Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport) de la NASA ha enviado señales a la Tierra indicando que sus paneles solares están abiertos y que recogen luz solar en la superficie marciana. El despliegue de la matriz solar garantiza que la nave pueda recargar sus baterías cada día. ¿Cuál es el siguiente movimiento de este explorador espacial?

En los próximos días, el equipo de la misión desplegará el brazo robótico de InSight y usará la cámara adjunta para tomar fotos del suelo para que los ingenieros puedan decidir dónde colocar los instrumentos científicos de la nave espacial. InSight utilizará sus sensores meteorológicos y magnetómetro para tomar lecturas de su sitio de aterrizaje en Elysium Planitia, su nuevo hogar en Marte, aunque pasarán de dos a tres meses antes de que esos instrumentos se implementen por completo y envíen datos.

Nuestro planeta vecino tiene una luz solar más débil que la Tierra porque está mucho más lejos del Sol. Pero el módulo de aterrizaje no necesita mucho para operar: los paneles proporcionan de 600 a 700 vatios en un día claro, suficiente para alimentar una licuadora doméstica y de sobra para mantener a sus instrumentos estudiando el interior profundo de Marte. Incluso cuando el polvo cubra los paneles, lo que es probable que ocurra con frecuencia en Marte, deberían poder proporcionar al menos 200 a 300 vatios. Los paneles solares gemelos de InSight tienen 2,2 metros de ancho; cuando están abiertos, todo el módulo de aterrizaje tiene aproximadamente el tamaño de un coche convertible grande de la década de 1960.

Más potencia y resistencia

Los paneles están inspirados en los utilizados con el aterrizador Phoenix, aunque los de InSight son un poco más grandes para proporcionar más potencia y aumentar su resistencia estructural. Estos cambios fueron necesarios para apoyar las operaciones durante un año completo en Marte (dos años terrestres), informa la NASA.

El orbitador Mars Odyssey de la NASA transmitió las señales así como un par de imágenes que muestran el sitio de aterrizaje de la misión. La Cámara de Implementación de Instrumentos (IDC), ubicada en el razo robótico del vehículo de aterrizaje, tomó la fotografía de la superficie marciana que se muestra arriba poco después del aterrizaje. La cubierta transparente para el polvo de la cámara aún está encendida en esta imagen, para evitar que las partículas levantadas durante el aterrizaje se asienten en la lente de la cámara.

Al ser un lander, el objetivo de la nave no es moverse como los vehículos Curiosity u Opportunity buscando rastros de antiguos de humedad o biológicos. Al contrario, InSight se quedará fija en el suelo del planeta rojo, para estudiar su interior.

Según explica Bruce Banerdt, investigador principal de InSight, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, "las firmas de los procesos de formación del planeta se pueden encontrar solo mediante la detección y el estudio de pruebas ocultas muy por debajo de la superficie. Es tarea de InSight estudiar el interior profundo de Marte, tomando los signos vitales del planeta: su pulso, temperatura y reflejos".

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.