Europa acusa a Google de engañar a sus usuarios para espiarlos

Pixabay

Siete grupos de consumidores presentaron acusaciones contra Google frente a los organismos reguladores nacionales, acusando al gigante de internet de realizar acciones encubiertas para espiar a sus usuarios violando la norma que protege los datos privados informó AFP.

Las querellas citaron un estudio realizado por el Consejo Noruego de Consumidores que concluyó que el gigante de Internet usó “diseñó información engañosa que hace que usuarios acepten constantemente ser espiados”.

De acuerdo al funcionario Gro Mette Moen, “Google usa información muy detallada y personal sin una base jurídica apropiada, y la información se adquiere a través de medidas manipulatorias”.

Las quejas contra el gigante fueron ingresadas en República Checa, Grecia, Holanda, Noruega, Polonia, Eslovenia y Suecia. Las mismas se basaron en el Reglamento General de Protección de Datos, que tuvo efecto en mayo.

Aplicaciones cuestionadas

Google fue acusado de espiar usuarios a través de movimientos a través de su Historial de Ubicaciones Actividad web y de aplicaciones, construidas en todas las cuentas de Google.

“Para usuarios de aplicaciones móviles con los sistemas operativos de Android, como Samsung y Huawei, este seguimiento es muy difícil de evitar”, indicó el consejo nórdico.

De acuerdo al sitio Statcounter, casi el 70% de teléfonos europeos emplean el sistema operativo Android. Entre otros detalles, la demanda incluyó que las ubicaciones pueden revelar mucho sobre la persona, movimientos en tiempo real, lugares más visitados, rutinas diarias, intereses, pudiendo construir perfiles muy detallados sobre creencias religiosas, inclinaciones políticas, orientación sexual, entre otras.

Para la jurista Monique Goyens, directora de la Organización Europea del Consumidor, el hambre por los datos de Google es notoria, pero la escala a la que busca monetizar cada movimiento de los usuarios es impresionante; los smartphones son usados para espiar cada movimiento”. Consumentenbond, defensora de consumidores en Países Bajos, sostuvo que “esta persecución debe parar”.

La respuesta de Google no se hizo esperar. De acuerdo a la citada agencia, la empresa de Silicon Valley dijo que “el Historial de Ubicaciones está apagado por defecto y cada usuario la puede manipular; si está aprendida ayuda a predecir el tráfico”. Añadió que si es que se pone pausa a la función, “podría colectar datos dependiendo del teléfono y la configuración de la app con el fin de mejorar la experiencia en Google”.

Recientemente, se reportó que los dispositivos que trabajan con Android recopilan información sobre la dirección de las torres de telefonía móviles cercanas y las envían al servidor de Google. Y esto ocurría incluso si el usuario desactivaba los servicios de geolocalización y sacaba la tarjeta SIM. La empresa respondió rápidamente indicando que dicha información dejaría de recopilarse.

 

 

Daniel Meza

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que sumawww.nmas1.org”.​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.