XFEL: Así se ve el haz de rayos X más potente del mundo [FOTOS]

XFEL

Se han publicado las primeras fotografías del haz de de la instalación europea de láser de electrones libres de rayos X (XFEL), que se encuentra en Hamburgo, Alemania. Así lo informa el sitio web del proyecto.

XFEL es una instalación con una longitud de aproximadamente 3,4 kilómetros, que se encuentra en un sistema de túneles subterráneos en las cercanías de Hamburgo y está diseñado para producir pulsos de rayos X de femtosegundos de alta intensidad. La construcción de la planta tomó casi 8 años, 12 países están actualmente involucrados en el proyecto. El costo total para la creación del láser se estima en 1.220 millones de euros (a precios de 2005), las principales contribuciones fueron realizadas por Alemania y Rusia (58% y 27% del gasto total, respectivamente).

El primer haz de rayos X se obtuvo en la primavera boreal de 2017, y su lanzamiento oficial tuvo lugar en septiembre de 2017. Por la luminosidad promedio, este láser es aproximadamente cuatro órdenes de magnitud superior al sincrotrón, y por la luminosidad máxima, en nueve órdenes de magnitud, hoy XFEL es la fuente de rayos X más poderosa del mundo.

En las fotografías publicadas, la trayectoria del haz de rayos X se parece a una delgada franja azul, de un milímetro de grosor, formada por el brillo de las moléculas de nitrógeno excitadas. Debido al brillo relativamente débil, las fotos se tomaron en total oscuridad y el tiempo de exposición fue de 90 segundos. El disparo se llevó a cabo dentro de la cámara experimental FXE (Femtosecond X-Ray Experiments).

XFEL

XFEL

XFEL es también un acelerador de partículas, pero lineal, no circular, a diferencia de los sincrotrones. En él, la trayectoria del rayo es también curva, pero de una manera diferente. Primero, se aceleran los electrones con un acelerador lineal, que luego caen en onduladores. Están constituidos por varios imanes, cada uno de los cuales tiene una polaridad opuesta a la anterior. Debido a esto, el rayo se mueve a través del ondulador, no en línea recta, sino de forma sinusoidal, y comienza a emitir radiación de sincrotrón. Debido a la interacción entre esta radiación y el rayo de electrones, la radiación de rayos X no es caótica, sino coherente.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.