Extraña araña da de lactar a sus crías y las cuida como si fuera un mamífero [VIDEO]

Wikimedia Commons 

Si habría que escoger las madres más atentas del reino animal, estas serían las de los mamíferos: cuidan de manera continua a sus recién nacidos hasta que ya son capaces de valerse por sí mismos. Sin embargo, una reciente investigación publicada en Science, ha encontrado una pequeña araña saltarina que parece hacer lo mismo amamantando a sus crías con leche y cuidando de ellas por un largo periodo.

El nombre de esta araña es Toxeus magnus, y a pesar de técnicamente no tener pezones, continúa amamantando a sus bebés hasta mucho después de que puedan alimentarse por sí mismos. Si se les comparase con los ratones, esta araña saltarina cuida de sus bebes el doble que los mencionados roedores.

Una madre sobreprotectora

El descubrimiento fue realizado por el ecologista del comportamiento Chen Zhanqi de la Academia de Ciencias de China y su equipo, quienes notaron algunos comportamientos extraños en las arañas. En primer lugar, aunque no se sabe que estas arañas formen colonias, a menudo se encuentran nidos en la naturaleza que contienen varios miembros, incluido algunos jóvenes. Esto llamó la atención de Chen, quien llevó a algunas de las arañas a su laboratorio para estudiarlas más de cerca.

Una vez que estuvieron a salvo en un nido artificial, se dio cuenta de otra cosa: durante 20 días, las crías pequeñas no abandonaron para nada el nido, y aun así, la mamá araña no les traía ningún alimento. Luego Chen notó que había una araña joven ligada a la madre, como si se tratara de mamíferos.

Cuando los investigadores observaron más de cerca, descubrieron que la madre estaba produciendo una especie de leche para sus bebés. El material era rico en nutrientes, y contenía casi cuatro veces la proteína que se encuentra en la leche de vaca, así como azúcar y grasa.

La leche de araña

Chen descubrió que la araña madre pone un grupo de huevos, generalmente entre 2 y 36. Cuando los bebés nacen, la madre deposita pequeñas gotas de su surco epigástrico, la abertura en su abdomen desde donde pone sus huevos. Los bebés recién nacidos beben de estas gotitas desde los primeros días de su vida.

Sin embargo, a medida que ganan un poco de tamaño y fuerza, son capaces de mamar directamente del surco epigástrico de la madre. Esta forma de alimentación continúa durante unos 20 días. Esta también es típicamente la cantidad de tiempo que los ratones y las ratas amamantan antes de destetarlos.

Pero, aunque aproximadamente a los 20 días, las arañas pueden abandonar el nido y comenzar a encontrar su propio alimento, continúan complementando su alimentación con la leche materna durante otros 20 días más, completando un total de 40 días de lactancia. Este tiempo extendido de lactancia resultó en una tasa de supervivencia de alrededor del 76%, al menos en el laboratorio.

Por otro lado, cuando Chen cortó el suministro de leche de la madre, las arañas menores de 20 días murieron, mientras que las mayores de 20 días estaban bien. Mientras tanto, cuando la madre fue removida por completo, las arañas más viejas tendían a abandonar el nido antes, no crecían tan rápido y tenían menos probabilidades de sobrevivir hasta la edad adulta.

Composición desconocida 

La composición exacta de la leche aún se desconoce, pero los investigadores sugieren que podrían ser huevos licuados y sin fertilizar. Algunos otros animales alimentan a sus crías con huevos sin fertilizar, como las ranas y las abejas, aunque generalmente solamente ponen los huevos y son las crías quienes se los comen.

El equipo de Chen cree que la leche de T. magnus podría ser una fuente de nutrición similar, aunque se suministra a través de un método de entrega diferente. Eso sin contar que la atención extra que la madre brinda a las crías (algo que se observa solo en algunas especies sociales longevas, como los humanos y los elefantes). "El cuidado materno extendido indica que los invertebrados también han desarrollado [esta] capacidad", dijo a Science Magazine, Quan Rui-Chang, de la Academia China de Ciencias.

Las arañas son animales fascinantes que cada vez nos sorprenden con lo que aprendemos sobre ellas. Hace solo unos días, descubrimos por qué su seda es tan resistente y hace unos meses encontramos algunos especimenes con formas y habilidades extraordinarias


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.