Esta enorme vaca de dos metros de alto ha sido una sensación en Internet, pero ¿cómo ha podido crecer tanto?

Twitter

Si tienes Internet (y lo tienes porque estás leyendo esto) casi con toda seguridad te habrás topado estos días con una vaca gigante. Literalmente. Un novillo australiano de la raza Holstein Friesian que mide 1,94 metros de alto, llamado Knickers, que ha sido una auténtica sensación en las redes sociales. Mide más o menos lo mismo que Dwayne "La roca" Johnson, pero pesa unas 11 veces más.

Un buey de estas dimensiones es algo realmente extraño, cualquier otro ejemplar de su raza mide unos dos tercios de su tamaño. Knickers tiene 7 años y pesa más de 1.400 kilogramos. Pero nadie, ni siquiera el propietario, Geoff Pearson, sabe cómo ha podido crecer tanto. Una probabilidad es que la culpable sea una hormona de crecimiento fuera de control, según explicó Min Du, profesor de biología del crecimiento en la Universidad Estatal de Washington, a Live Science.

"Knickers" llegó a la granja con solo 12 de meses de edad: "Siempre fue un animal destacado de los demás, un poco más grande que el resto", explicó a la BBC su dueño Geoff Pearson, quien con el tiempo se empezó a dar cuenta que el ejemplar estaba creciendo demasiado y finalmente llegó a estas increíbles proporciones.Es posible que Knickers haya secretado demasiada hormona de crecimiento antes de los 2 o 3 años de edad, cuando el ganado alcance la edad adulta, lo que podría explicar por qué es tan alto como un SUV.

Twitter

Knickers tiene una vida apacible en un rancho en Australia Occidental, porque precisamente su envergadura lo salvó de acabar sus días en el matadero. "Sería demasiado pesado para las máquinas y sus carnes colgarían hasta rozar el suelo, por lo que habría problemas de contaminación. Además, los cortes de carne serían demasiado grandes".

Pero este enorme buey no bate el récord de altura de su especie: el honor corresponde a otro Holstein Friesian llamado Bellino, con una altura de 2,02 metros, que vive en Italia y pesa casi lo mismo que Knickers, según The Guardian.

"Muy pocas personas saben que hace cientos de años existió una vaca con una cara similar a la de un bulldog, llamada vaca niata", cuenta Laura Wilson, investigadora de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia). Este mamífero, que fascinó a Charles Darwin cuando la vio por primera vez en Argentina hace 180 años, era una raza única y su peculiar anatomía no le hacía sufrir, como a algunos bulldogs, problemas respiratorios o de alimentación. Esto se desprende de un estudio publicado en la revista Scientific Reportsen el que se utilizaron las últimas técnicas genéticas y anatómicas para analizar los restos de la vaca niata, una rara especie de cara chata, ahora extinta, de la que se conserva un número limitado de esqueletos en algunas colecciones en todo el mundo.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.