Proyecto de auto supersónico Bloodhound se termina estrellando con la falta de fondos

Bloodhound SSC 

La compañía británica Bloodhound SSC ha cerrado un proyecto para desarrollar un automóvil supersónico que supuestamente debía superar el récord actual de velocidad en tierra. Según BBC News, durante los últimos meses, los desarrolladores habían tratado de encontrar un inversor que pueda invertir 32 millones de dólares.

El proyecto Bloodhound SSC comenzó en 2007 e intentó crear un automóvil capaz de acelerar a una velocidad de al menos 1,6 mil kilómetros por hora. El montaje y las pruebas del chasis del automóvil se completaron a principios de ese mismo año. Al mismo tiempo, el automóvil realizó las primeras carreras de prueba, durante una de las cuales desarrolló una velocidad de 320 kilómetros por hora.

Un auto con el motor de un caza

La longitud del Bloodhound SSC es de 12.9 metros, con un ancho de 2.5 metros y una altura de 3 metros. El peso bruto del vehículo es de 6,4 toneladas. El auto está equipado con el motor turbofan Eurojet EJ200. Tales unidades de potencia están montadas en aviones de combate Eurofighter Typhoon. El motor es capaz de desarrollar una tracción de hasta 60 kilonewtons y hasta 90 kilonewtons en el modo de posquemador.

Los desarrolladores supusieron que, con la ayuda de un motor turbofan, el automóvil aceleraría a 480 kilómetros por hora, luego de lo cual se conectarían dos motores de cohete Nammo. Así mismo, se planeó usar un automóvil para batir el récord de velocidad en tierra, que actualmente se ubica en 1228 kilómetros.

Después de la aceleración a la velocidad máxima, el automóvil tuvo que disminuir la velocidad en tres etapas. En la primera etapa, el frenado se realizaría utilizando frenos de aire. A una velocidad de 965 kilómetros por hora, se abriría un paracaídas y, a partir de una velocidad de 400 kilómetros por hora, el frenado se realizaría utilizando frenos de disco. El récord de velocidad estaba previsto para establecerse en 2019 en Sudáfrica, en el fondo del lago de sal seco de Hakskinpan en el desierto de Kalahari.

El plan de la compañía era que el piloto de la Royal British Air Force Andy Green rompiera el record a bordo del Bloodhound SSC. El récord de velocidad real en la Tierra habías sido establecido por él mismo en 1997. Luego Green condujo un coche supersónico Thrust SSC, el cual fue el primer auto en la historia que rompió oficialmente la barrera del sonido.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

 

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.