Los adolescentes LGTBI tienen más riesgo de sufrir depresión y autolesionarse

Laurence Anyways/ Lyla Films, 2012

Científicos del Reino Unido realizaron un estudio a gran escala sobre la influencia de la orientación sexual en la aparición de problemas de salud mental en adolescentes. La investigación mostró que los jóvenes de 16 a 21 años de minorías sexuales tienen cuatro veces más probabilidades de reportar una autolesión que sus pares heterosexuales, y tienen un mayor riesgo de desarrollar síntomas depresivos a partir de los 10 años. Así lo evidencian datos de encuestas de 5.000 adolescentes realizadas desde 2001. Los resultados fueron publicados en la revista The Lancet Child & Adolescent Health.

Un grupo de científicos del University College de Londres y la University of Bristol, dirigido por Rohan Borschmann, compararon los síntomas depresivos en adolescentes de minorías sexuales y en adolescentes heterosexuales de 10 a 21 años. Además, preguntaron a los participantes del estudio de 16 a 21 años si se habían lastimado. En su trabajo, los científicos analizaron datos sobre 4,843 adolescentes nacidos entre abril de 1991 y diciembre de 1992.

Los adolescentes reportaron su orientación sexual a los 16 años. La mayoría (el 87% de los participantes) se definió como heterosexual y el 13% como de una minoría sexual. Poco más de la mitad de los participantes eran mujeres. Los síntomas depresivos se evaluaron siete veces de los 10 a 21 años utilizando cuestionarios. Además, a la edad de 16 y 21 años, los participantes completaron un cuestionario sobre autolesiones.

Los resultados también mostraron que los adolescentes que se identifican como pertenecientes a una minoría sexual tienen cuatro veces más probabilidades de informar autolesiones a la edad de 16 años y a la edad de 21 años. Además, a los 21 años, tenían cuatro veces más probabilidades de reportar autolesiones con intento suicida que sus compañeros heterosexuales. Los síntomas depresivos son más comunes entre los jóvenes de minorías sexuales que entre los jóvenes heterosexuales a la edad de 10 años.

Estigmas y prejuicios

Los científicos también encontraron evidencia de una relación entre la orientación sexual y el desarrollo de síntomas depresivos a lo largo del tiempo. Estos síntomas se desarrollan más rápidamente durante la adolescencia y continúan en una etapa temprana de maduración, pero comienzan a disminuir a partir de los 18 años. Las minorías sexuales informan autolesiones con intención suicida cuatro veces más que los heterosexuales. Aunque, los científicos no obtuvieron evidencia de que la relación entre la orientación sexual y la autolesión con o sin intenciones suicidas sea diferente entre mujeres y hombres.

Los autores señalan que este estudio es una visión general, no extrae conclusiones sobre las causas y consecuencias. Pero sugieren que el deterioro en la salud mental de las minorías sexuales puede deberse en parte al ambiente social potencialmente hostil y tenso creado por los estigmas, los prejuicios y la discriminación que enfrentan. Por lo tanto, reducir el estigma y la discriminación puede ser la prevención primaria de los trastornos mentales en los adolescentes. 
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.